Pullen Llermanos justificó la demora de la prisión domiciliaria de Sala

Milagro Sala durante una audiencia en Tribunales.

Milagro Sala durante una audiencia en Tribunales.

Milagro Sala – Jujuy – – El juez de Instrucción de Causas de Jujuy, Pablo Pullen Llermanos, señaló hoy que hay recursos presentados por la defensa de Milagro Sala que deben ser resueltos por tribunales de casación, por lo que recién luego de esa instancia se tomará una decisión sobre la prisión domiciliaria de la dirigente social, alojada en el penal 3 de Mujeres del barrio Alto Comedero, de San Salvador de Jujuy.

El magistrado habló en relación al fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que dispuso hacer lugar a la prisión domiciliaria de Sala basada en la solicitud de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), del 23 de noviembre último.

“La Corte Suprema dispuso que al día 15 de diciembre (este viernes) se deberá tener una notificación sobre la actitud adoptada por el Estado argentino, pero antes tienen que resolverse los recursos sobre la privación de la libertad”, dijo Pullen Llermanos, quien mantiene con prisión preventiva en dos causas a Milagro Sala, una de ellas ya elevada a juicio.

La privación de la libertad de Sala, objetada por sus abogados, tiene relación con el traslado desde el Servicio Penitenciario a la casa del dique La Ciénaga, de El Carmen, para que la dirigente cumpliera la prisión domiciliaria (luego de que el 31 agosto pasado se le otorgó el beneficio para más tarde revocarse esa medida, por lo cual regresó al penal).

Ambas instancias se tramitaron por expedientes separados y fueron objeto de recursos de la defensa de Sala.

Espera

“De todos modos, estamos tratando de que se produzca alguna resolución dentro del plazo fijado por la Corte Suprema de Justicia para poder emitir una disposición, aunque para ello tengo que esperar que los expedientes vuelvan de Casación Penal, porque materialmente no tengo nada”, explicó el juez a la prensa.

Según dijo luego, la justicia provincial es la que debe resolver la prisión domiciliaria de Sala, más allá de que al momento de recibir la comunicación de la Corte Suprema declaró su “incompetencia funcional”, porque los expedientes estaban en instancia recursiva, y entonces decidió remitirlos a los tribunales de casación.

“Lo deben resolver ellos o devolverme los expedientes para que yo sea el que resuelva”, dijo el juez, quien hasta hoy no recibió “ninguna” de las actuaciones con la sentencia de los tribunales de casación, pero estimó que “deberán llegar a la brevedad”.

Pullen Llermanos le dictó la prisión preventiva a Milagro Sala en dos causas: una de ellas, conocida como “balacera de Azopardo” (ya elevada a juicio), en la que está procesada por “tentativa de homicidio calificado por precio o promesa remuneratoria”; y la otra, por “lesiones graves agravado por el número de personas intervinientes” en la causa “Lucas Arias”.

El 6 de diciembre pasado, la Corte Suprema de Justicia de la Nación confirmó la prisión preventiva de Milagro Sala y ordenó a la vez que se cumpla el fallo de la Corte IDH sobre la prisión domiciliaria de la jefa de la organización Tupac Amaru.