Haquim vuelve a sacudir el avispero en el Partido Justicialista

Carlos Haquim.

Carlos Haquim.

Jujuy – El vicegobernador Carlos Haquim convocó a elecciones internas para abril próximo, mientras se mantiene la intervención al Partido Justicialista Distrito Jujuy por decisión del Consejo Nacional. La movida reaviva las disensiones hacia el interior del pejotismo jujeño, donde Haquim pone el cuerpo pero no consigue legitimación.

Rompiendo con una inveterada costumbre de la política jujeña, Haquim no esperó que pase el Carnaval y se largó con una decisión que vuelve a levantar polvareda en el Partido Justicialista Distrito Jujuy, en el que busca consolidarse como presidente. Este jueves, a través de una información de prensa, se anunció que “el Consejo Provincial del PJ Jujuy, en pleno resolvió convocar para el mes de abril, elecciones internas para elegir candidaturas a cargos partidarios”.

La convocatoria a elecciones internas decretada por Haquim se realiza al mismo tiempo que el PJ jujeño se encuentra intervenido por el Consejo Nacional del Partido Justicialista, que designó al ex gobernador mendocino, Celso Jaque, y promete ser un nuevo capítulo de la desalmada lucha por la casa gris de la avenida 19 de Abril, en la que está en juego -entre otras cosas- la irresuelta controversia en torno a los títulos del jefe de la Legislatura para gobernar el partido de Perón, Evita y de Cristina.

El Consejo provincial del PJ señaló además la existencia de un intento de desestabilizar el funcionamiento del partido “por parte de sectores minoritarios que no participaron de las elecciones internas pasadas, pretendiendo una supuesta intervención que ni siquiera tuvo respaldo del Congreso Nacional”.

Haquim aseguró que Jaque, el interventor designado por el PJ nacional, “no dialogó con el personal, ni siquiera se apersonó a la sede partidaria de calle 19 de Abril”.

Situación institucional

Con respecto a la situación institucional, sostuvo que teniendo presente que los mandatos de las actuales autoridades han sido legitimadas en “elecciones internas” celebradas el pasado 20 de marzo del 2016, el Consejo rechazó la intervención.

“La pretendida normalización del Distrito Jujuy por parte de la Mesa Ejecutiva del Consejo Nacional Partidario no ha acontecido y no ha operado posesión alguna del interventor, y teniendo presente que las actuales autoridades se encuentran legítimamente constituidas”, descargó Haquim.

En pocos días, la odisea del vicegobernador por detrás de quedarse con el Partido Justicialista cumplirá un año durante el cual no faltaron elecciones internas, denuncias y contradenuncias, impugnaciones, recursos, apelaciones, fallos e intervenciones, que muy descascarado dejan al dirigente que prometía en la campaña devolver la política a la gente.