Macri recibió a las hijas del fallecido fiscal Nisman

Iara y Kala Nisman junto al presidente Macri, su esposa e hija.

Macri se reunió este domingo con las hijas de Nisman en su residencia “Los Abrojos” y en el encuentro manifestó que el esclarecimiento de la muerte de su padre “es una deuda pendiente”, al tiempo que realizó un reconocimiento a la tarea llevada adelante por el fiscal al frente de la Unidad Fiscal AMIA, para tratar de resolver las causas y los responsables del cruento atentado que se cobró la vida de 85 personas y dejó 300 heridos el 18 de julio de 1994.

La muerte violenta de Nisman sucedió un día antes que el entonces fiscal concurra al Congreso para argumentar sobre la denuncia que había presentado contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el ex canciller Héctor Timerman, y otros dirigentes, al considerar que el acuerdo firmado con Irán apuntó a lograr la “impunidad” de los iraníes imputados por la justicia.

Acompañado por su esposa Juliana Awada y el rabino Marcelo Polakoff, Macri recibió a Iara y Kala Nisman, y les transmitió a las hijas del fiscal el reconocimiento del Estado Argentino por la labor que realizó desde que fue puesto al frente de la investigación que continuó hasta el momento de su muerte que trata de esclarecerse.

El Gobierno nacional tomó la decisión de no interferir con la justicia pero sí favorecer desde el Poder Ejecutivo las medidas que se adopten para ayudar al esclarecimiento de ambos episodios.

Al respecto, el mandatario creó una Secretaría de Estado para que aporte a la Justicia y al Ministerio Público todo lo necesario para favorecer y colaborar con la investigación y esclarecimiento tanto del atentado como de la muerte del fiscal.

Las jóvenes llegaron temprano a la residencia “Los Abrojos” acompañadas del rabino Polakoff y fueron recibidas por el Presidente junto a su esposa, su hija Antonia, y el secretario de Justicia Santiago Otamendi en un salón que tiene la residencia “Los Abrojos” del jefe de Estado.

Previo a la reunión el rabino Polakoff rezó una oración en memoria del fallecido fiscal, quien está enterrado en el cementerio La Tablada, junto a las 85 víctimas del atentado de la Amia ocurrido en 1994.

El religioso señaló que fue “un encuentro cálido y familiar. Lo que le sumó sentido de recordación es que pudimos juntos, en familia, leer un salmo. El salmo XXIII, que es un salmo tradicional que hace referencia a que aun cuando alguien pasa por el valle de las sombras de la muerte, no temeré mal alguno porque Dios estará conmigo.”, según informó a la Agencia Judía de Noticias.

Polakoff resaltó que “las hijas del fiscal Nisman le agradecieron el gesto de invitarlas porque para ellas es muy importante que reconozcan toda la tarea hecha por su papá y que también se avance en el esclarecimiento de su muerte”.

De hecho, Iara Nisman escribió este domingo una nota en el diario Clarín donde afirma: “Espero que se pueda llegar a la verdad acerca de la muerte de mi papá, más allá del temor que ello provocó en la gente”.

“También deseo que su trabajo no sea olvidado y a que partir de todo lo que él hizo e investigó se pueda reconstruir la verdad para que los familiares de las víctimas de la Amia, que tanto sufrieron puedan tener justicia”, añadió en el texto. Telam.