La Cancillería contestó que no tiene injerencia en la situación de Sala

Canciller Susana Malcorra.

La Cancillería aclaró que “no tiene injerencia” en la situación que afronta la diputada electa del Parlasur y jefa de la organización ultrakirchnerista Tupac Amaru,Milagro Sala, quien está detenida en Jujuy imputada por “instigación al delito y tumultos”.

El ministerio, dirigido por Susana Malcorra respondió así a un pedido de informes que presentó el diputado del Parlasur Jorge Taiana sobre la detención de Sala. “El Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto no tiene injerencia en las cuestiones vinculadas a los delitos que se le imputan a la mencionada dirigente política”, citó un comunicado. Y se detalló que la “situación procesal” de Sala y el “eventual desarrollo es de incumbencia exclusiva de la justicia argentina”.

La Cancillería también incluyó en su texto los mensajes que intercambiaron ayer Taiana y Malcorra donde el diputado que preside el cuerpo parlamentario regional le recordó a la canciller que Sala integra ese bloque y pidió saber “las medidas adoptadas a fin de asegurar su integridad personal, su libertad, el debido ejercicio de sus garantías judiciales y su derecho a manifestarse libremente”.