Para el abogado de Sala no está clara la acusación

Luis Paz, abogado de Sala.

El abogado de Milagro Sala, Luis Paz, sostuvo que la imputación que pesa sobre la dirigente “es un delito que es muy livianamente estudiado por la justicia” y aseguró que en ninguna foja de la causa queda establecido “claramente” cuál fue la acción a fines de condicionar a siete mil personas para que acampen en la plaza Belgrano.
En declaraciones a la prensa frente a la comisaría donde está detenida Sala, el abogado sostuvo que el acampe “es un derecho constitucional que lo puede ejercer cualquier ciudadano ante ciertas situaciones injustas. Obedecer leyes injustas hace perder la dignidad a la persona. Entonces nosotros vamos a continuar con el acampe hasta que este gobernador nos reciba. De hecho yo ayer al juez Gutiérrez le decía que yo he formado parte de acampe, así que –ironizó- estoy esperando que venga la orden de detención respecto a mi persona”.

Según el abogado, “en los videos, en los informes de algunos testimonios de policías, y ahora tiene seiscientas fojas este expediente, en ningún momento se establece claramente cuál ha sido la actitud o la acción de Milagro Sala a los efectos de condicionar a siete mil personas que acampen y a siete mil personas que armen carpas y cuelguen banderas. Es un delito que es muy livianamente estudiado por la justicia”, estimó.

Además resaltó que “no hay ninguna causa acumulada; solamente la detienen por instigación a cometer delito en el acampe. No hay ninguna otra orden de la justicia, Vamos a permanecer acá y a presentar el cese de detención y espero que la justicia tenga la misma celeridad que ha tenido hasta ahora bajo las instrucciones del gobernador de la Provincia”.

“No nos sorprende la situación, después de 33 días de acampe y ninguna respuesta del gobierno provincial, la criminalización de la protesta era lo que se venía”, señaló Paz.

En cuanto a las condiciones en que está la detenida, dijo que “ha pedido expresamente al jefe de la comisaría que no quiere tener privilegios, está en una celda común y está iniciando una huelga de hambre en este momento. Está comunicada con otras cuatro mujeres que están detenidas”.

Sobre cómo se hizo la detención, señaló que “Milagro estaba en una reunión en horas de la mañana cuando se constituyó el ministro de Seguridad, el doctor Meyer, en su domicilio particular y él fue a cumplir la orden del doctor Gutiérrez”.