Nueva denuncia penal contra Sala: malversó 29 millones de pesos de las cooperativas

Gobernador Gerardo Morales.

En declaraciones al canal TN, el gobernador Gerardo Morales anunció que presentará una nueva denuncia contra Milagro Sala por la malversación de 29 millones de pesos que pertenecían a las cooperativas y que se desviaron al bolsillo de la líder tupaquera a través del endoso de cheques.

El mandatario adelantó que presentará la denuncia penal la semana próxima y explicó la maniobra de la dirigente y diputada del Parlasur en el caso: Los cooperativistas “tenían que endosar los cheques y dárselos a Milagro Sala”, motivo por el que se paralizaron o no se empezaron obras que daban trabajo a estas organizaciones.

“Queremos garantizar los derechos a las personas y terminar con los delincuentes que presionaron a esas personas y le robaron al Estado argentino y a la provincia de Jujuy”, subrayó al ser consultado sobre el conflicto con la líder de la Tupac Amaru.

Morales explicó que hubo acumulación de causas contra Sala a partir de las denuncias de los miembros de catorce agrupaciones de la Red de Organizaciones Sociales que participaron del acampe y que se retiraron de la protesta.

Además dijo que se reunió con trabajadores de la Tupac Amaru y de otras organizaciones a los que el Gobierno –destacó- les garantiza sus empleos dentro del marco de la ley. En ese sentido aseguró que “a nadie se le quitará el trabajo” pero advirtió que “no permitiremos intermediarios” como Sala y sus “coroneles” que “andan armados, andan calzados”.

En cuanto a los cortes de rutas que se realizaron esta tarde en reacción a la detención de Milagro Sala, dijo que el bloqueo en el puente sobre el río San Lorenzo de Libertador se levantó luego de que se presentara en el lugar el juez contravencional. El mismo procedimiento se iba a hacer con el corte realizado en el acceso a Perico, explicó.

Sostuvo el gobernador que la situación está controlada y reveló ante una consulta que se solicitó la colaboración de Gendarmería solamente para que “colabore en los controles de rutas”.

El gobernador subrayó que la reacción de la dirigente ultrakirchnerista se debe a que el gobierno anterior y la estructura judicial de la provincia “les garantizó impunidad” y recordó que sesenta causas contra Sala terminaron prescriptas.

De la investigación de la gestión pasada –resaltó Morales- “van apareciendo dineros que salieron del Estado y que a través de la violencia y el apriete, se los robaron” a sectores de escasos recursos.

Sobre el acampe, dijo que el Gobierno fue paciente durante los más de treinta días de la ocupación y señaló que existe una “actitud destituyente” por detrás de esta protesta, que empezó cuando su gestión tenía solo cuatro días. No obstante, remarcó la disminución de organizaciones que se mantienen en la plaza y dijo que habían empezado con ochenta y ahora quedan solamente quince.

Finalmente aseguró que “no voy a negociar el levantamiento del acampe por la libertad de Sala”.