Crecen casos de dengue y piden tomar precauciones

Mosquito Aedes aegypti, transmisor del Dengue.

Llegan ya a ocho las provincias argentinas que confirmaron casos de dengue y en total, los respectivos ministerios confirmaron 137 casos. La presencia del virus ya fue confirmada en las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Santa Fe, Catamarca, Corrientes, Salta, Formosa y Misiones, donde además hay 490 casos sospechosos. El Ministerio de Salud de la Nación reiteró recomendaciones para prevenir la enfermedad. En Jujuy, donde se registró un caso importado a mediados de diciembre pasado, no se instrumentó todavía ninguna campaña para recolectar recipientes en desuso donde se cría el mosquito transmisor.

Con el próximo recambio turístico y el regreso de personas que veranearon en regiones con circulación activa del virus del dengue, el Ministerio de Salud de la Nación recordó a la población las acciones a tener en cuenta para evitar nuevos casos y la propagación de la enfermedad en el país.

A los turistas que regresan y comienzan a presentar síntomas tales como fiebre y dolor detrás de los ojos, de cabeza, muscular y de articulaciones; náuseas y vómitos; cansancio intenso; aparición de manchas en la piel; picazón y sangrado de nariz y encías, la cartera sanitaria recomienda no automedicarse y acudir al médico lo antes posible para recibir un diagnóstico. No se debe tomar aspirinas, ibuprofeno ni aplicarse inyecciones intramusculares.

Con respecto a las medidas de prevención a desarrollar en los hogares, el ministro de Salud de la Nación, Jorge Lemus, afirmó que “la principal manera de prevenir el dengue consiste en evitar la reproducción del mosquito, por eso es importante eliminar todos los recipientes y gomas de los autos que puedan contener agua. El mosquito utiliza agua limpia presente en zonas con sombra o semisombra”.

El dengue se transmite por la picadura del mosquito Aedes aegypti. Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona infectada con el virus de dengue y luego pica a otras les transmite esta enfermedad.

Muchos de los recipientes donde el mosquito se cría como latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico o lona y bidones cortados que no son de utilidad tienen que ser eliminados. Si en cambio se trata de recipientes en uso, debe evitarse que acumulen agua, dándolos vuelta (baldes, palanganas, tambores) o vaciándolos en forma frecuente (portamacetas, floreros y bebederos).

La cartera sanitaria advirtió que es importante no arrojar recipientes o basura en patios, terrazas, calles y baldíos, en los que pueda acumularse agua; mantener los patios y jardines desmalezados y destapar los desagües de lluvia de los techos. Los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua deben estar tapados y las piletas de natación limpias y cloradas.

A quienes se dirigen a zonas en donde circula el virus se aconseja el uso de repelentes y aplicaciones cada tres horas y en lo posible vestir con mangas y pantalones largos.

El contagio sólo se produce por la picadura de los mosquitos infectados, nunca de una persona a otra, ni a través de objetos o de la leche materna. Aunque es poco común que las mujeres embarazadas puedan contagiar a sus bebés durante el embarazo.

El Ministerio de Salud de la Nación presentó el material de la nueva campaña con los afiches para la prevención de dengue, chikungunya y zika, los síntomas de las tres enfermedades, disponible en https://www.msal.gov.ar/index.php/component/content/article/46-ministerio/519-vivamos-libres-de-mosquitos.