Enero de 1817: la “Gran Invasión” llega a Jujuy

Mariscal de la Serna, jefe de la “Gran Invasión” de 1817.

6 de enero de 1817: La ciudad de Jujuy es tomada por el jefe de la vanguardia realista, Pedro de Olañeta. Se trata de la “Invasión Grande” de 7.000 hombres comandada por el mariscal José de la Serna que tiene por objetivo impedir la campaña de los Andes que organizaba José de San Martín y luego caer sobre Buenos Aires para aniquilar el movimiento revolucionario.

La población de Jujuy abandona la ciudad, produciéndose el Tercer Éxodo, pero los escuadrones gauchos atacan y sitian sin pausa a las fuerzas invasoras que sólo tienen control del territorio que pisan y sufren grandes bajas para abastecerse de alimentos y pasturas.

La toma de Humahuaca por el coronel jujeño Manuel Eduardo Arias el primero de marzo de 1817, agrava la situación del ejército español, integrado en su mayoría por militares profesionales que habían combatido en Europa durante las guerras napoleónicas.

A pesar de las grandes expectativas con que se había organizado, la “Gran Invasión” fracasó a poco tiempo de iniciarse. El 21 de mayo, de la Serna abandona Jujuy y se retira al Alto Perú, completamente vencido por los gauchos dirigidos por Martín Miguel de Güemes.

Durante los casi cinco meses de la campaña, se libraron no menos de cincuenta combates en la jurisdicción de la Intendencia de Salta, que incluía a Jujuy, Orán y Tarija; los realistas perdieron mil hombres y todo el armamento y cabalgaduras. El historiador Emilio Bidondo sostiene que los resultados militares del rechazo a la “Invasión Grande” son equivalentes a los de las batallas de Tucumán y Salta, “sólo que esta campaña es más penosa y cruenta”.

Efectivamente, durante esta ocupación realista de Jujuy, la ciudad fue arrasada, se saquearon haciendas y se confiscaron los bienes de los emigrados. El historiador Joaquín Carrillo escribió que “la soledad le daba [a la ciudad de Jujuy] sus tétricos atributos; i el aspecto de las trincheras, de los cuarteles, de los edificios arruinados, realzaba el desconsuelo que causaba su vista”.

Irene Ballatore de la Redacción de El Libertario.

Fuentes:

Carrillo, Joaquín: “Jujuy, apuntes de su historia civil”, Establecimiento Tipográfico del Mercurio, Buenos Aires, 1877.

Conti, Viviana: “Éxodo Jujeño: 200 años”, Publicación del Gobierno de Jujuy, Artes Gráficas Crivelli, Salta, 2012.
Cornejo, Atilio: “Historia de Güemes”, Agrupación Tradicionalista Gauchos de Güemes, Artes Gráficas, Salta, 1971.
Bidondo, Emilio: “La Guerra de la Independencia en el norte argentino”, EUDEBA, Buenos Aires, 1976.
Bidondo, Emilio: “General Juan Guillermo de Marquiegui. Un personaje americano al servicio de España”, Universidad Nacional de Jujuy, Jujuy, 1992.
Frías, Bernardo: “Historia del general Martín Güemes y de la Provincia de Salta, o sea de la Independencia argentina”, Tomo 3, Ediciones Depalma, Buenos Aires, 1972.
García Camba, Andrés: “Memorias para la historia de las armas españolas en el Perú”, Volumen 1, Hortelano y Compañía, Madrid, 1846.Güemes, Luis: “Güemes Documentado”, Plus Ultra, Buenos Aires, 1979.
Sánchez de Bustamante, Teófilo: “Biografías históricas de Jujuy”, Universidad Nacional de Tucumán, Facultad de Filosofía y Letras, Tucumán, 1957.
Torrente, Mariano: “Historia de la Revolución Hispano Americana”, Imprenta de León Amarita, Madrid, 1829.