Benavidez hizo historia al ganar la tercera etapa del Dakar

Kevin Benavidez ingresa triunfal en San Salvador de Jujuy.

Kevin Benavidez ingresa triunfal en San Salvador de Jujuy.

Jujuy – El salteño Kevin Benavidez (Honda) se metió en la historia del Dakar al convertirse ayer en el primer argentino en ganar una etapa en motos, la tercera de esta edición 2016 (Térmas de Río Hondo – Jujuy) y apenas la segunda que corre este piloto debutante, luego de que las autoridades deportivas penalizaran con un minuto al español Joan Barreda (Honda).

Benavidez completó los 190 kilómetros de carrera en 2h 31 segundos y había llegado como escolta, a 26 segundos de Barreda, quien horas después fue penalizado con un minuto por exceso de velocidad en el enlace de la etapa disputada entre Termas de Río Hondo y Jujuy.

Ayer este piloto de 26 años ya había conseguido la hazaña de cruzar la meta en el octavo lugar, en su primera etapa dakariana, en la que incluso llegó a estar tercero.

Benavidez como en el patio de su casa.

Benavidez como en el patio de su casa.

Con el sexto lugar del prólogo, el octavo conseguido el lunes y éste histórico primer puesto, Benavídez quedó segundo en la clasificación general del rally, a sólo 34″ del nuevo líder, el eslovaco Stefan Svitko (KTM), y le lleva 12 s al ahora tercero, Barreda.

El mejor argentino en un Dakar hasta ahora había sido su actual compañero de equipo Javier Pizzolito, en 2013, quien había ostentado un octavo puesto, tanto en la carrera como en la clasificación general.

“Estoy muy feliz. Fue una etapa que disfruté mucho, porque me divertí”, evaluó Kevin en el campamento de Jujuy antes de comenzar a preparar la hoja de ruta para la siguiente etapa, que se correrá en la puna jujeña.

El salteño, piloto internacional de enduro, reveló que la jornada previa se sentía un poco nervioso, pero hoy con más kilómetros encima se sintió “con más feeling”.

El portugués Paulo Goncalves (Honda), con un tiempo de 2h 31m 9s, se subió al segundo lugar del podio, a 26s de Benavídez, y el francés Antoine Meo (KTM) quedó tercero, a 27s. Barreda descendió al quinto lugar de la etapa a 34s del líder y cayó al tercer lugar de la general, a 1m del puntero.

En autos, el francés Sebastien Loeb (Peugeot) consiguió su segunda etapa consecutiva, con lo que selló un día casi perfecto para su “novata” escudería, que logró un 1-2 con el segundo puesto de Carlos Sainz y tuvo a sus autos entre los 10 primeros.

El actual campeón, el qatarí Nasser Al Atthiyah salvó el honor de MINI con el tercer lugar del podio, mientras el sudafricano Giniel De Villiers, con Toyota, y el finlandés Mikko Hirvonen, terminaron cuarto y quinto, respectivamente.

Los franceses Stephane Peterhansel y Cyril Depres, con un sexto y décimo lugar, respectivamente, completaron el top ten de Peugeot.

La etapa fue modificada por las malas condiciones en las que se encontraba el camino de carrera debido a la lluvia de estos últimos días en esta región del país.

La etapa tuvo así dos enlaces, el primero de 134 km y el segundo de 302, intercalada la especial de 190 km, contra los 314 km que iba a tener inicialmente.

Los competidores afrontaron nuevamente un camino de carrera muy técnico, casi sin navegación, más pedregoso y veloz que el del día anterior, en los que Loeb demostró con soberbia por qué es uno de los hombres más ganadores de la historia del Rally Mundial.

“La especial fue grandiosa, porque tuvo buenos derrapes y trayectorias, por lo que la disfruté mucho. Fuimos a fondo de principio a fin”, aseguró Loeb.

El desempeño de la casa francesa en su segundo año en el Dakar sorprendió, aunque su director deportivo, Bruno, Famin, es cauto a la hora de evaluar el trabajo. “Es un buen comienzo y estar hoy entre los 10 primeros marca un aliciente, pero no es todo porque hay que ver qué pasa en el futuro”, subrayó.

En ese sentido, Al Attiyah rescató el resultado de Peugeot y el trabajo de Loeb, pero opinó que aun hay mucho Dakar por delante y que lo mejor “está por venir”.

De hecho, a partir de la siguiente etapa la competencia entrará en una nueva fase, ya que comenzarán los tramos más dakarianos y con ella llegará la navegación, clave para este rally.

El mendocino Orly Terranova (MINI) fue el mejor argentino de la jornada en autos con un décimosegundo puesto, y Emiliano Spataro (Renault Duster) arribó a la meta décimocuarto.

La general tiene a Loeb como líder con 6h 1m 42s, mientras que por detrás se sitúa De Villiers a 5m 3s y tercero Peterhansel a 5m y 15s. El actual campeón Al Attiyah quedó quinto, a 6m 39s, y el mejor argentino es Spataro, en el 11mo lugar, a 14m 13s del líder.

En cuatris, la etapa fue ganada por el sudafricano Brian Baragwanath (Yamaha), con 2h 42m 35s, seguido por el chileno Ignacio Casale (Yamaya) a sólo 4s, y por el polaco Rafal Sonik (Yamaha) a 3m 39s, delante del argentino Marcos Patronelli (Yamaha) a 3m 42s. En tanto González Ferioli (Yamaha) y Lucas Bonetto (Honda) llegaron quinto y sexto, respectivamente.

En la general, Casale mantuvo la distancia con Baragwanath (3m 56s), el brasileño Marcelo Medeiro (Yamaha) quedó a 8m58 y Alejandro Patronelli (Yamaha) a 11m 28, con su hermano séptimo, a 12m 15s.

Alejandro Patronelli no tuvo una buena performance en la etapa a raíz de un vuelco sufrido cuando tomó una curva hacia la izquierda y la rueda de ese lado chocó contra un arbusto, lo que le hizo dar una vuelta sobre si misma a la máquina y al piloto, que se incorporó inmediatamente y fue asistido por algunos espectadores que se encontraban a la vera del camino, pero rápidamente levantó el brazo derecho para llevar tranquilidad a los presentes e inmediatamente después retomó la competencia.

En camiones, el argentino Federico Villagra, con Iveco, confirmó su notable actuación en esta primera parte con un tercer puesto de etapa, detrás del chechenio Martin Kolomy (Tatra) y del holandés Stacey Hans (Man), que repite en la general, a 6h 4m 36s del piloto holandés, el actual líder.

Mañana la etapa rulo Jujuy-Jujuy, también “maratón” (sin posibilidad de intervención mecánica sobre los vehículos hasta la siguiente), tiene un total de 630km para autos, motos y quads, y la especial es de 429 km para autos y de 419 para motos y quads. Los pronósticos anuncian lluvia pero los organizadores aseguraron que se podrá disputar igual.