Producción – destinan recursos para el desarrollo de la actividad ovina

Producción - Gabriel Romarovsky.

Gabriel Romarovsky.

Jujuy – El ministro de Producción, Gabriel Romarovsky, destacó la entrega de aportes no reintegrables gestionados por el Ministerio de Producción, a los efectos de “motorizar la actividad ganadera en la Puna, fortaleciendo las fuentes de trabajo y abriendo nuevas oportunidades de empleo”. Comunidades originarias fueron beneficiadas con 11 proyectos presentados por la Coordinación Provincial de Ley Ovina y ya aprobados por la Coordinación Nacional de dicha ley.

Este proceso, según explicó el funcionario, permitirá la derivación de partidas para la construcción de alambrados, apotreramientos, implantación de pasturas, construcción de corrales con reparo, obras de captación, conducción y almacenamiento de agua para bebida de uso animal en los predios de los productores en la altiplanicie jujeña.

Romarovsky recalcó que las iniciativas fueron aprobadas primeramente por la Unidad Ejecutora Provincial de Ley Ovina (UEP), entidad integrada por representantes del Foro de Agricultura Familiar y referentes de los departamentos de Santa Catalina, Rinconada y Cochinoca, el INTA, la Secretaría de Agricultura Familiar, SENASA y la Dirección Provincial de Desarrollo Ganadero dependiente de la cartera ministerial a su cargo.

A su turno, el director del área ganadera, Sergio Costas Otero, precisó que los 16 millones de pesos impulsados para estas obras benefician a las Comunidades Aborígenes de Rinconada, Pan de Azúcar y Casa Colorada (departamento Rinconada); la Corporación para el Desarrollo de la Cuenca Pozuelos -CODEPO en Cieneguillas (departamento Santa Catalina); las Comunidades Aborígenes Grupo Hacer para Crecer de Puesto del Marques, Santa Rosa y Tinate (departamento Cochinoca); la Comunidad Indígena de Chocoite junto a las Comunidades Aborígenes de La Intermedia, Puya Puya de Rodeo y Pasajes Rodeo (departamento Yavi); y la Comunidad Aborigen del Valle de Piscuno (departamento Susques).

Costa Otero recalcó además que varios proyectos se encuentran en ejecución y otros a la espera de la transferencia de partidas, bajo la figura de aportes no reintegrables.

Finalmente, ponderó una vez más el enfoque social y comunitario de las gestiones oficiales para el fortalecimiento de la ganadería ovina, eje económico de cientos de familias que habitan las tierras altas de Jujuy.