Morales y Massa, los dos grandes ganadores del domingo

Gerardo Morales y Sergio Massa en la última visita que realizó el candidato presidencial a Jujuy.

Gerardo Morales y Sergio Massa en la última visita que realizó el candidato presidencial a Jujuy.

Jujuy – Los jujeños pusieron fin a un ciclo de más de tres décadas de gobiernos del Partido Justicialista, al elegir como gobernador a Gerardo Rubén Morales, candidato por el Frente Cambia Jujuy, quien se impuso sobre el actual gobernador, Eduardo Fellner, por más del 22 por ciento de los votos. Ese es el principal dato de las elecciones de ayer, junto con el triunfo de Sergio Massa (UNA) quien recuperó terreno respecto de las PASO en las que se había impuesto Daniel Scioli.

Cuando aún restan escrutar 120 mesas de todo el territorio provincial, Gerardo Morales suma 206.344 votos, un 58,34 por ciento; mientras que el actual gobernador, Eduardo Fellner, obtiene 126.014 votos, lo que representa un 35,63 por ciento.

El otro gran ganador de la jornada de ayer fue Sergio Massa de la Alianza UNA, (Unidos por una Nueva Alternativa) que obtuvo 154.831 votos, el 41,42 por ciento, unos 55 mil votos más que en las PASO, donde cosechó 99.064, el 26,94 por ciento, ubicándose segundo, detrás de Daniel Scioli del Frente Para la Victoria. Massa, prácticamente sin “aparato”, logró conquistas el voto de los jujeños. Las cifras obtenidas por Massa serían una respuesta del electorado jujeño a la dura confrontación del legislador bonaerense con Milagro Sala, a quien responsabilizó de gran parte de los males de la provincia ante las cámaras de todos los canales de televisión nacional.

En esta oportunidad, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, obtuvo 139.532 votos, el 37,32 por ciento, un notable retroceso en las urnas respecto de las PASO, donde obtuvo 153.246 votos, el 41,48 por ciento. Las cifras cobran mayor magnitud si se toma en cuenta que el porcentaje de votantes de las PASO sólo llegó al 75,16 por ciento, mientras que ayer los votantes superaron el 81 por ciento del padrón.

El claro retroceso de Scioli en el electorado jujeño se puede explicar no sólo en el crecimiento de las expectativas en torno a Sergio Massa, sino también en la desmesurada campaña de la organización Tupac Amaru que tapizó la provincia con la consigna “Scioli Presidente – Milagro Sala al Parlasur”, que dejó pegada la figura del candidato a presidente con la lider piquetera, que según todos los sondeos previos a la elección es la figura con mayor imagen negativa en Jujuy. Este fenómeno se expresó en el corte de casi 37 boletas que sufrió Sala, que como candidata al Parlasur y lo ocurrido con sus candidatos a diputados provinciales que hasta último momento parecían no alcanzar el piso para acceder a la Legislatura.

La cosecha de Mauricio Macri fue bastante pobre, y como ya lo habían anticipado las primarias, quedó tercero cómodo con 65.509 votos, el 17,52 por ciento.

En tanto la performance del Frente de Izquierda y de los Trabajadores, que dedicó el último tramo de su campaña a embarrar la cancha, sufrió un retroceso en la preferencia del electorado jujeño.