Macri cabeza a cabeza con Scioli y Vidal celebró su victoria en Buenos Aires

Mauricio Macri dio la sorpresa al entrar al balotaje con una mínima diferencia con Daniel Scioli.

Mauricio Macri dio la sorpresa al entrar al balotaje con una mínima diferencia con Daniel Scioli.

Los números de las encuestas eran adversos, los bocas de urna también. Sin embargo, el candidato presidencial de Cambiemos, Mauricio Macri, logró achicar la brecha con el candidato oficialista, Daniel Scioli, en torno a solo un punto. De esta manera, el líder del PRO festejó un resultado parcial inesperado al cosechar el 35,12% de los votos contra el 35.94 por ciento, con el 87 por ciento de las mesas escrutadas.

El triunfo para el frente Cambiemos fue por partida doble. No sólo fuerzan un balotaje presidencial, sino que su delfín en la lucha por la gobernación, María Eugenia Vidal, vence con el 39.76% de los votos al candidato oficialista, Aníbal Fernández, quien logró el 34.88 por ciento con el 89.25 por ciento de las mesas escrutadas.

En el búnker del PRO la euforia fue increscendo. Desde la frialdad de las primeras horas de la tarde hasta la algarabía total de los discursos de Macri y Vidal. “Cambiamos resignación por esperanza”, fue la mejor síntesis de la candidata bonaerense, María Eugenia Vidal, sobre el extenso domingo electoral.

Scioli, al cierre de esta nota, se imponía en dieciocho provincias del país, pero Macri cantaba victoria en cuatro distritos con un significativo caudal electoral: Capital Federal, Córdoba, Mendoza y Santa Fe.

En tanto, con el 69,21 por ciento de las mesas escrutadas, Scioli lideraba las preferencias del electorado en Buenos Aires, Salta, Tucumán, Catamarca, Santiago del Estero, Chaco, Formosa, Misiones, Corrientes, Entre Ríos, La Rioja, San Juan, La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.