Buenos vinos – reconocieron la Indicación Geográfica “Quebrada de Humahuaca”

Vinos - Terruño de la Bodega Fernando Dupont en Maimará.

Terruño de la Bodega Fernando Dupont en Maimará. (foto – Bodega Fernando Dupont)

Jujuy – El Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), reconoció la Indicación Geográfica “Quebrada de Humahuaca”, lo que de ahora en más le posibilita a los productores de vinos esa zona de la provincia de Jujuy, incluir en sus etiquetas esta denominación que los diferencia del resto de la Argentina por su caracterización agroclimática. La resolución implica además del reconocimiento, la protección por parte del INV.

Vinvos - Fernando Dupont (archivo)

Fernando Dupont (archivo)

Fernando Dupont, productor vitivinícola de Maimará, propietario de la bodega del mismo nombre, e impulsor de la norma otorgada por el INV, precisó a El Libertario.com que “esto comenzó en el año 2008, cuando realicé la primera presentación en el INV para obtener una diferenciación en el nombre de la denominación geográfica”. Producir en una determinada región puede habilitar el nombre geográfico de la zona, siempre y cuando se haya podido demostrar que es distinta a otra. Ni mejor ni peor, sólo distinta, explicó Dupont.

Anteriormente, con la denominación genérica “Jujuy”, podían ingresar productores de Monterrico Reyes o Perico, al no estar diferenciados de los productores quebradeños. “Demoró ocho años que se apruebe la denominación geográfica. Ahora los productores de la Quebrada de Humahuaca pueden poner en sus etiqueta esta Indicación Geográfica”, precisó Dupont.

El bodeguero destacó que para lograr la resolución se trabajó con profesionales del INTA y de la Universidad Nacional de Jujuy (UNJu), distinguiendo a la profesora Mabel Larran y al profesor Jorge Rossi, del INTA Cerrillo, especialista que lograron identificar los parámetros agroclimáticos de la zona.

La resolución, dijo Dupont, es el primer paso para lograr la “Denominación de Origen”, para lo cual se deberá reunir muchos datos de los aproximadamente 10 productores asentados en la zona, incluidos entre ellos a una asociación de pequeños productores.

Desde el INV destacaron que la Quebrada de Humahuaca, ubicada en la Provincia de Jujuy en la República Argentina, es un extenso, estrecho y árido valle montañoso de perfil asimétrico que forma un corredor natural en dirección Norte Sur de unos 170 kilómetros de largo, cuyo extremo sur puede ubicarse en la población de Bárcena, a 38km al Norte de San Salvador de Jujuy, y en su extremo norte en la localidad de Tres Cruces, en cuyo interior corre la cuenca del Río Grande de Jujuy, flanqueada al Oeste y al Norte por el altiplano de la Puna, con 3800 metros sobre el nivel del mar, al Este por las sierras subandinas y al sur por los valles templados. En estos 170 km de extensión la altura de este valle asciende desde los 1.250 a los 3.700 metros sobre el nivel del mar.

La UNESCO declaró, en el año 2003, a la Quebrada de Humahuaca Patrimonio Natural y Cultural de la Humanidad por la unicidad del paisaje y la ecología quebradeña, pero a los fines de cumplir con las exigencias de la Ley 25.163 que legisla sobre la Designación y Presentación de Vinos y Bebidas Espirituosas de Origen Vínico de la Argentina y de la que el INV es el Organismo de aplicación, los productores consideraron una zona central homogénea desde el punto de vista agroclimático.

La zona vitivinícola tiene una extensión aproximada de 80 km de largo en sentido Norte sur sobre la Ruta 9, su centro geográfico es la población de Tilcara y está limitada en su extremo sur por la localidad de Tumbaya y en su extremo norte por la de Humahuaca. El ancho es variable y se encuentra determinado por la altura de los terrenos aledaños al Río Grande.

La Quebrada en su recorrido norte sur atraviesa diferentes situaciones de clima, influenciado fundamentalmente por la altitud. No obstante ello genéricamente se lo clasifica como de montaña, árido y con carácter continental intenso. Las precipitaciones se distribuyen en el verano y los inviernos son muy secos. Aproximadamente el 90% de las precipitaciones se producen durante los meses de diciembre, enero, febrero y marzo. En la porción de la Quebrada protegida por la IG las lluvias son el orden de los 150 milímetros anuales, por lo que lo clasifica como desierto. El territorio se caracteriza por una acentuada amplitud térmica, tanto estacional como diaria y se lo puede definir como templado con noches invernales frías y días soleados. Desde el punto de vista hídrico todo el tramo es muy homogéneo y en cuanto a los vientos estos pueden ser importantes en alguna época del año.

Dentro de la Indicación Geográfica se encuentran pequeños viñedos dedicados a uvas de alta calidad enológica como Malbec, Cabernet Sauvignon, Syrah y Pinot Noir. La amplitud térmica sumada a la alta heliofanía producen una alta concentración polifenólica en la carne y los hollejos, un alto contenido de azúcares en madurez y paradójicamente una buena acidez, dando como resultado vinos complejos y alcohólicos aunque frescos de color muy intenso, casi negros con violeta en los bordes.

A pesar del escaso tiempo que lleva el desarrollo vitivinícola con uvas finas en la zona de la Quebrada de Humahuaca su caracterización agroclimática mereció su diferenciación, reconocimiento y protección por parte del Instituto Nacional de Vitivinicultura. La resolución está próxima a entrar en vigencia.

El presidente del INV, Guillermo García, agradeció muy especialmente al Gobierno de la Provincia de Jujuy por facilitar el uso de la marca “Quebrada de Humahuaca” de la que es titular ante el Instituto Nacional de la Propiedad Intelectual (INPI), posibilitando de esta manera el registro, protección y derecho a uso de esta expresión, compartiendo este patrimonio con quienes tienen la responsabilidad de preservar y acrecentar su prestigio con productos de calidad diferenciada.