Morales – Luchamos para devolver la libertad y la dignidad a los jujeños

Gerardo Morales - Caminata del Frente Cambia Jujuy por las calles de Libertador General San Martín.

Caminata del Frente Cambia Jujuy por las calles de Libertador General San Martín.

Jujuy – En caminatas y actos en Fraile Pintado, Calilegua y Libertador, Gerardo Morales, candidato a gobernador por el FCJ, ratificó que votar por el Frente Cambia Jujuy “es la culminación de la lucha política en pro de devolver la libertad, la dignidad y los derechos a cada uno de los que habitan este suelo pletórico de epopeyas belgranianas y revolucionarias”.

“La sociedad apuesta al cambio porque quiere vivir mejor y el Frente Cambia Jujuy está ofreciendo esa posibilidad. El domingo aspiramos a celebrar la democracia y por eso la gente tiene que ir a votar, pero sin miedo, con todas las garantías que otorga nuestro sistema representativo, republicano y federal. A pesar de las amenazas del oficialismo, nada de eso va a pasar, porque nos encaminamos hacia un tiempo de cambio; lo que viene es un tiempo nuevo para Jujuy”, sostuvo, durante su mensaje, el senador Morales.

Gerardo Morales agradeció a todos los que vienen trabajando “desde siempre, desde el 2013 y desde hace menos tiempo, pero todos con la profunda convicción de que Jujuy necesita un cambio”.

Especialmente, destacó la doble tarea política y técnica que viene concretando el Instituto de Políticas Públicas, presidido por Mario Fiad, y en el territorio, por la propia gente, a través de una militancia puerta a puerta durante jornadas, meses y años “que han sido verdaderamente intensos”.

“Estamos en la etapa final, que es la más importante. Por eso, esta semana no aflojemos. No está nada ganado hasta que se cuentan los votos. Nos proponemos a llegar al domingo muy fuertes, con mucha energía, sin responder a la provocación violenta ni a la difamación. Lo que tenemos que hacer es seguir haciendo propuestas”, instó Morales.

“Vamos a ganar el Gobierno provincial”

Morales está convencido de que “vamos a ganar el gobierno provincial”. Explicó que “somos 22 partidos políticos. Mi compañero de fórmula es Carlos Haquim. Nació peronista y se va a morir peronista, así como yo nací radical y moriré radical. Ni yo lo voy a hacer radical, ni él me hará peronista a mí. Pero hemos tomado la decisión de unirnos y de trabajar juntos en pos de un Jujuy mejor, con Lyder, con el Pro, los socialistas, vecinalistas, sindicalistas, empresarios, dirigentes sociales y todos los sectores que integran Cambia Jujuy”.

“Nosotros tenemos que ser esa expresión de unión. La política es la única actividad que desnuda a las personas, sus valores, la madera de la que están hechas. Nuestros candidatos son transparentes y honestos: ese es el perfil que tendrá nuestra gestión”, dijo, tras lo cual anticipó que “vamos a hacer mucho por Jujuy. Conocemos la provincia, tenemos un gran compromiso con ella. Vamos a trabajar la agenda específica de Jujuy porque conocemos en detalle cada necesidad. Pero además vamos a darles a los jujeños un gobierno justo, que no persiga y que no discrimine”, reafirmó el candidato a Gobernador.

Morales ratificó que implementará el Boleto Estudiantil Gratuito desde marzo del año que viene, y que el BEGU se entregará a todos por igual sin importar de qué partido son, “porque tomamos medidas y hacemos valer derechos para las personas, considerándolos a todos iguales. No nos importa si son del FPV o de la Tupac. Tenemos que lograr un gobierno que trate a todos por igual y les vamos a garantizar los derechos a todos”, subrayó.

“Yo estoy diciendo que el 25 de octubre va a cambiar de manos el poder. Venimos a quitar el poder a Fellner y a Milagro Sala y se lo vamos a devolver al pueblo. ¿Y cómo le devuelve un gobierno el poder a la gente? Con derechos, con ciudadanía, sin discriminarlos ni perseguirlos, garantizando el respeto y la dignidad a la familia y a cada persona”, aseguró.

También hizo una alusión a la perversa campaña que está realizando el oficialismo, mediante la cual se engaña y se infunde temor en el votante sobre una supuesta confusión que habría en el cuarto oscuro con las boletas, profundizando así las tácticas oscurantistas de quienes gobiernan. Pero además, Morales señaló que el kirchnerismo local hoy juega con la seguridad económica de la gente, diciendo que el Frente Cambia Jujuy quitará planes y empleos. “Todo eso es mentira. Díganle a todos que les voy a garantizar su ingreso, y a los que no tienen un plan, también les vamos a garantizar ese derecho. A los cooperativistas, les vamos a pagar lo que les corresponde. A los integrantes de la Tupac, también les garantizaremos derechos y los sacaremos de la indignidad. Yo no pretendo ser dueño de la vida de nadie, ni nuestro gobierno va a ser dueño de la vida de nadie. Díganles que no tengo ningún problema con la gente de la Tupac Amaru ni con la militancia del Frente para la Victoria, que seguramente abrazan su causa como nosotros abrazamos la nuestra. Yo tengo problemas con la jefa de los tupaqueros y con aquellos coroneles que los esclavizan”, aseveró.

Según el senador nacional, la lucha contra la violencia es un desafío del nuevo gobierno porque hoy, como nunca, “es necesaria la unión del pueblo para superar nuestros problemas”.

Reparar Jujuy junto a los peronistas

En ese sentido, Morales anunció que “nosotros, en los primeros años de la gestión del gobierno provincial, vamos a reparar todo lo que se ha caído, y lo vamos a hacer junto a un sector cada vez más importante de los peronistas. Pregunto a quienes conocieron la gestión del ingeniero Snopek: ¿hubiera él entregado el poder a Milagro Sala?, seguro que no, porque hubiera ganado y gobernado él con la legitimación del pueblo, como lo hizo. El peronismo siempre ha garantizado derechos y gobierno en el territorio, y ha sabido mirar a los ojos a su pueblo. Sin embargo, hoy estamos ante un gobierno que deja caer el Estado, que se hizo decadente, que dejó de mirar a su pueblo y que ha dejado de caminar la provincia. Es un gobierno que no sabe qué problema resolver porque no lo conoce. Este gobierno ha perdido de vista lo que es importante de lo que no. Gasta cientos de millones en obras que no tienen nada que ver con la prioridad ni lo que necesita el pueblo. Están haciendo una nueva casa de gobierno en San Salvador de Jujuy, gastando 650 millones de pesos. Es el segundo monumento a la corrupción después de la Ruta Jujuy-Yala. Hicieron una pasarela en Alto Padilla donde gastaron más cemento del que se necesita para una escuela; con la luz que han puesto ahí, se hubiese podido iluminar cuatro asentamientos de 80 familias cada uno. Yo nunca gastaría 650 millones de pesos en eso, haría pozos de agua, impermeabilizaría y construiría canales de riego para que se produzca más, llevaría obras de energía a los que no tienen, a los vecinos que están tirados en los lotes”, exclamó Gerardo Morales.

“El cambio viene a reparar también el sistema de atención primaria de la salud y el sistema educativo. Además, ante el deterioro del sistema de seguridad, necesitamos equipar y dar derechos a la policía para que nos cuide como pueblo. Por eso, vamos a implementar un Ministerio de Seguridad”.

“No bajemos los brazos, les estamos ganando la elección”

Pero además, Morales avanzó en la necesidad de descentralizar y tener gobierno en el territorio. “Por eso, querido pueblo, estamos decididos a cambiar y a dar la lucha para devolver la libertad y la dignidad a cada uno de los jujeños. En esta última semana, no bajemos los brazos, vayamos con nuestras propuestas y nuestros votos a la casa de la gente y el día domingo controlemos la elección, sin engancharnos en ninguna provocación. Cuando vean que pierden, van a querer provocar y alterar todo. No nos prendamos en ningún conflicto porque les estamos ganando la elección y defendamos los votos de la gente, la sagrada voluntad popular que se expresa por un cambio y por un nuevo gobierno para Jujuy.

“Cuidemos las actas de escrutinio, porque son la prueba más importante del triunfo”, alentó Gerardo Morales, para finalmente manifestar que “si hacemos todo eso, el esfuerzo que venimos haciendo desde 2013 con quienes hoy seguimos caminando juntos, con la alegría y la energía del cambio, se verá coronado por una gran victoria”.

“La gente ya ha perdido el miedo. Está saliendo a la calle y ya no temen las presiones ni hacen caso a las mentiras. Vayamos juntos por el cambio”, concluyó.