Gimnasia de Jujuy – Sanabria será operado y se perderá lo que resta del campeonato

Gimnasia de Jujuy.

Gimnasia de Jujuy.

Jujuy – El volante de Gimnasia de Jujuy, Ignacio Sanabria, será operado debido a una grave lesión en su pierna derecha y estará marginado de las canchas entre cuatro y seis meses, por lo que se perderá lo que resta jugar del torneo de la Primera B Nacional, informaron hoy voceros del club.

El volante que hace varias fechas no era tenido en cuenta por una rotura parcial del tendón rotuliano de la rodilla derecha, será intervenido quirúrgicamente en los próximos días y estará a cargo de profesionales de la provincia.

Se estima que su regreso a las prácticas, de evolucionar de acuerdo a lo previsto por los médicos, se producirá recién en el próximo año.

Para el entrenador de Gimnasia de Jujuy, Gabriel Schürrer contar con esta baja le resta opciones para armar el mediocampo, justo cuando el equipo necesita mejor su performance para dejar atrás los malos resultados que lo vienen aquejando hace varias fechas.

Con respecto al plantel que viene trabajado para el partido del domingo ante Atlético Tucumán, sólo dos jugadores, el volante Diego López y el delantero Milton Céliz, se resintieron de molestias físicas pero se cree que no tendrán inconvenientes para ser de la partida el domingo ante el conjunto “decano”, en el marco de la 36ta. fecha del torneo de la Primera B Nacional.

El plantel se entrenó hoy en el complejo Papel Noa, de Palpalá, y mañana y el viernes tiene previsto realizar prácticas de fútbol donde el DT definirá la formación titular y los suplentes que viajarán hacia San Miguel de Tucumán.

Cero ansiedad en el Decano

Los jugadores “decanos” mantienen los pies en la tierra. Mientras la NASA develó al mundo que encontró agua en Marte, quizás el planeta más parecido al nuestro, y que en un futuro no muy lejano hasta podría haber un hogar de paso en la Luna, en Atlético se pelean por aclarar que ellos están felices en la Tierra y que no piensan dejar de moverse a paso firme en ella. Su idea está aplicada a la B Nacional, al torne que los tiene como actores top y del que anhelan despegar recién cuando el ascenso a Primera sea un hecho.

Los “decanos” tienen un mensaje para los ansiosos. “Estamos bien, nos sentimos bien con los pies sobre la tierra y sabiendo que estamos teniendo una buena regularidad”, dice Pablo Cáceres, un hombre de mundo que después de jugar en la A (Tigre), Chile y nueve años en Europa (Holanda, Chipre, Alemania, Italia y España) llegó al “decano” con la intención de lograr el ascenso.

Su padre, Domingo, alías “Bomba”, también dejó su huella en 25 de Mayo y Chile, pero si Pablo y el resto del grupo confirman lo que vienen demostrando hasta ahora, papá Cáceres será el más feliz de todos porque su heredero logró lo que él no pudo: ascender.

¿Si imaginaba Cáceres Jr. este presente cuando firmó en enero? A ver… “Vine a un club con aspiraciones de pelear un campeonato y bueno, acá estamos, con muchas ganas de ver si logramos el objetivo”, añade y prosigue. “Llegué a un club importante con aspiraciones de subir y con la idea de rubricar, si el objetivo se cumple, si Dios quiere, de demostrar lo que hicimos este año, pero en Primera. Igual sabemos que falta mucho y que estos seis partidos son fundamentales”. La confianza de Atlético es cuando juega, no fuera de la cancha. Porfiados los jugadores, jamás. “Ni hablar, este plantel tiene presente eso (no confiarse), sólo está para dar batalla”, asegura el uruguayo, y explica cómo hacen para olvidarse rápido de un triunfo y enfocarse en el duelo siguiente. “Estando bien de la cabeza. El grupo evolucionó mucho, maduró y eso es fundamental. Cuando tuvimos resultados adversos, rápidamente nos pusimos a tono. Y hoy logramos ganar ocho partidos siendo regulares (y efectivos)”. O sea, Pablo, ¿no hay ocho sin 14? “Ja, esperemos”.