Morales – “la presidenta tiene que usar la cadena nacional para dar garantías y terminar con la impunidad”

Conferencia de prensa de Gerardo Morales en el Comité Provincia de la UCR.

Conferencia de prensa de Gerardo Morales en el Comité Provincia de la UCR.

Jujuy – El senador nacional Gerardo Morales repudió las expresiones de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien por cadena nacional aludió a la muerte del joven Ariel Velázquez, hizo propia la versión de dirigentes de la organización Tupac Amaru e intentó desacreditar al radicalismo y a la propia víctima. Morales reclamó enfáticamente que la presidenta “deje de usar la cadena nacional para tirar carpetazos y difamar” y, en cambio, le exigió que la use para dar garantías a los jujeños, terminar con la discriminación, la impunidad y con el clima de violencia.

“La presidenta tienen que darles a los jujeños las garantías que estamos pidiendo desde hace mucho tiempo y contribuir a que se termine la impunidad en Jujuy y el clima de violencia política que venimos denunciando desde hace mucho tiempo”, dijo esta mañana Gerardo Morales, candidato a gobernador por el Frente Cambia Jujuy en una conferencia de prensa donde estuvo acompañado por legisladores provinciales, nacionales, dirigentes de Comité Provincia y la Juventud Radical.

Consideró Morales que a Cristina Fernández de Kirchner “le importa poco la vida y la muerte de Ariel, quien ha sido un militante de la UCR”. Lamentó Morales que se haya puesto en duda su militancia en las filas del centenario partido, más allá de su filiación partidaria.

Describió Morales lo que está sucediendo en Jujuy, donde “si no te afiliás a la Tupac Amaru, a su partido o al Frente para la Victoria, no sos ciudadano”, por lo que reclamó el fin de un sistema cuasi esclavista que administra la ayuda social sustrayéndole a las personas libertades y derechos.

“Aquí para lograr el acceso a planes sociales u otros beneficios o para estudiar en escuelas como las de la Tupac, estás compelido a afiliarte. Esto es lo que debería ver la presidenta de todos los argentinos. Debería ver y hacer algo frente a este sistema de chantaje, de extorsión, de esclavitud que afecta a miles de familias jujeñas, a quienes se les roba la dignidad”, destacó y criticó las afiliaciones compulsivas a la que ha apelado la organización que lidera Sala.

Morales fustigó con dureza la documentación presentada ayer por dirigentes de Unidos y Organizado, quienes exhibieron a la prensa una planilla de inscripción a la Escuela Germán Abdala donde se ve claramente que se les consulta si son o no afiliados a la organización, “Es una vergüenza que para estudiar en una escuela que es financiada con fondos públicos, se indague sobre la pertenencia o no a una organización”, expresó el senador jujeño.

En este contexto detalló Morales que en Jujuy hay 707 escuelas públicas a quienes se les paga 38 docentes por escuela, en el caso de las de gestión privada tienen un promedio de 12 docentes por escuela, mientras que los 10 establecimientos de la Tupac Amaru cuentan con 458 docentes promedio por escuela. Es una vergüenza, que escuelas que reciben ingentes fondos del Estado se dediquen a escudriñar sobre la filiación de las personas”.

En este sentido, Morales responsabilizó a la presidenta CFK y al gobernador Fellner por avalar y sostener “un sistema que aplica presión ideológica a miles de jóvenes, quienes para gozar de derechos, son obligados a pertenecer a sus organizaciones sociales y políticas”.

Morales reclamó que en Jujuy” lo que necesitamos es que nos den garantías que no las tenemos ni de la fiscal, ni del Gobierno provincial, ni del Gobierno nacional. Necesitamos verdad y justicia, no una cadena nacional donde la presidente prejuzga, asume una versión cuando hay una investigación en curso y difama”.

Puso de relieve Morales las diversas gestiones efectuadas para denunciar y solicitar la intervención de los poderes públicos para ponerle fin al clima de violencia que tuvo picos álgidos durante la campaña previa a las elecciones primarias.

Recordó que “el 8 de agosto, después que conocimos que habían baleado a Ariel hablamos con el ministro Julio Alak, pero además también con el juez federal, con el fiscal general de la Provincia, pidiéndoles verdad y justicia”.

En otro tramo de la conferencia de prensa, Morales cuestionó severamente la actuación de la Fiscal quien, apenas sucedido el hecho, planteó la hipótesis del robo sin elementos de prueba que pudieran ameritar dicha presunción. “Rápidamente la fiscal dijo que se trataba del robo de un celular. Pero después de la muerte de Ariel apareció un testigo de identidad reservada y fueron detenidas tres personas. Ahora parece que el móvil es otro” dijo Morales y solicitó que la fiscal actúe con independencia, con apego por la verdad y no descarte ninguna hipótesis, inclusive la del crimen por razones políticas, que la fiscal rechazó de plano. A propósito objetó a la fiscal porque eludió incorporar al expediente relatos de familiares que hubieran permitido indagar en esa línea.

“No sabemos quién le puso el tiro a Ariel el 8 de agosto a las 0:15 hs, en el barrio Juan Pablo II que no tienen luz. Tenemos fuertes sospechas que se trate de un crimen político porque horas antes había sido agredido por militantes de la organización Tupac Amaru. No nos llama la atención este hecho, porque es lo que ha venido sucediendo en Jujuy conmigo y con los dirigentes y militantes de nuestro partido en la provincia”.

Gerardo Morales además asestó también una crítica a Daniel Scioli, quien junto a la presidenta CFK sostiene y avala el sistema de violencia e impunidad que existe en Jujuy. A propósito recordó que Scioli estuvo recientemente en la provincia “levantándole la mano a Milagro Sala” y aprobando “un modelo de violencia que los jujeños repudiamos porque somos un pueblo pacífico”.

Morales le demandó a la presidenta que “gobierne para todos los argentinos y no para un grupo y que le dé garantías a todos los jujeños, independientemente de la fuerza política a la que pertenezcan y ponga fin un sistema de esclavitud montado con fondos públicos destinado a discriminar y perseguir, que ponga fin a la impunidad y genere condiciones para que Ariel pueda tener verdad y justicia.

Finalmente expresó que en la provincia “queremos la verdad y queremos que haya justicia, pero también que se termine la violencia, porque queremos la paz. Vamos a trabajar para que esto suceda y se termine la violencia y la impunidad” cerró.