Derechos humanos – instalaron una carpa para denunciar impunidad de civiles en la dictadura

Pancartas de los organismos de derechos humanos, sociales y populares en el acampe frente al Palacio de Tribunales.

Pancartas de los organismos de derechos humanos, sociales y populares en el acampe frente al Palacio de Tribunales.

Buenos Aires – Organismos de derechos humanos, sociales y populares iniciaron esta tarde un acampe frente al Palacio de Tribunales para denunciar “la impunidad de los grandes empresarios” imputados por delitos de lesa humanidad, que se extenderá hasta el lunes próximo, día en que se reunirá la Comisión Interpoderes.

La actividad comenzó alrededor de las 15 cuando una columna de manifestantes partió de Plaza de Mayo rumbo a Plaza Lavalle y en el camino realizaron un escrache con pancartas y cánticos al empresario azucarero, Carlos Pedro Blaquier, frente a la sede del grupo Ledesma, en Buenos Aires.

Este “repudio nacional a la impunidad cívico empresarial” sumó adhesiones a partir de una iniciativa de Madres y Familiares de detenidos-desaparecidos de Jujuy.

La organización concibió el acampe en rechazo al fallo de la Sala IV de la Cámara de Casación que benefició con la falta de mérito a Carlos Blaquier, dueño del ingenio Ledesma y Alberto Lemos, su ex administrador, ambos imputados en dos causas por crímenes de lesa humanidad cometidos hace cuatro décadas.

El repudio se extiende también a los fallos que durante este año frenaron el avance de otras emblemáticas causas que investigan complicidad empresarial en delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura, como las que involucran a Vicente Massot, propietario del diario La Nueva Provincia, y a todos los involucrados en el traspaso de las acciones de Papel Prensa concretado durante la última dictadura.

Durante el acto que se realizó al llegar a la plaza Lavalle, referentes de madres y familiares de detenidos desaparecidos de Jujuy junto a diversos organismos de derechos humanos leyeron un documento en “repudio a la falta de mérito a Blaquier” y pidieron el “juicio político a los integrantes de la sala IV de la Cámara de Casación Penal”.

En tanto, sostuvieron que “la concesión de esta medida constituye no solo un privilegio inaceptable para favorecer a aquellos poderosos sino también un incomprensible beneficio a estos presuntos criminales de lesa humanidad frente a una gran cantidad de prueba aportada por los testigos victimas que son pobres y siguen creyendo en la justicia”.

Los organismos de derechos humanos también denunciaron demoras en el inicio de juicios orales por la falta de integración de los Tribunales en tiempo y forma en todo el país; la poca frecuencia de las audiencias; la falta de salas para juicios orales; la falta de personal en las secretarias de derechos humanos de los juzgados federales y de instrucción, y de jueces subrogantes.

Además, indicaron la sobrecargas de competencias en la mayoría de los juzgados, la fragmentación de causas de lesa humanidad y la necesidad de acumular causas en forma urgente para evitar juicios a personas ya condenadas.

El acampe finalizará el lunes, después de la reunión de la Comisión Interpoderes creada en el 2008 por la Corte Suprema para agilizar los juicios por crímenes de lesa humanidad pero que luego fue perdiendo impulso y este año no se había reunido nunca.

Entre tanto, desde hoy y durante el fin de semana en torno a la “Carpa contra la impunidad” se realizarán actividades culturales y artísticas durante las tardes.

Para este sábado por la mañana fueron programadas además una conferencia de prensa, videos, presentación de libros y charlas.

Acompañaron la carpa de la resistencia de los sobrevivientes, organismos y familiares y victimas de la Noche del Apagón, referentes de la Asociación de Abuelas de Plaza de Mayo, trabajadores y delegados de los años 70′ de Mercedes Benz, Tensa, Astarsa, Ford y La Cantábrica, y organizaciones políticas como la Tupac Amaru y La Cámpora.