Enojada, Cristina suspendió un acto y reunió a sus ministros

Cristina Fernández de Kirchner.

Cristina Fernández de Kirchner.

Cristina Kirchner reunió a su equipo ante la ausencia del gobernador Daniel Scioli en el país y puso en marcha un operativo con anuncios, recorridas y dispositivos de contingencia ante las inundaciones que afectaron a miles de bonaerenses. Enojada por el viaje al exterior de Daniel Scioli en medio de la catástrofe, la Presidenta canceló su actividad pública hasta nuevo aviso y encaminó los esfuerzos de los funcionarios en la atención de los afectados por las aguas.

Las reuniones empezaron el martes temprano en Olivos con diferentes integrantes de su gabinete, a quienes la Presidenta ordenó encabezar acciones para ayudar a los damnificados de las inundaciones que afectan gran parte del territorio bonaerense y el sur de Santa Fe.

El malestar de Cristina Kirchner fue generado por la decisión de Scioli de viajar al exterior pese a la gravedad de la situación y puso en marcha un mega operativo encabezado por su gabinete. “El Estado tiene que estar en los momentos difíciles más que nunca”, decía ayer una alta fuente oficial. La Presidenta sólo mantuvo contactos telefónicos con el gobernador de Buenos Aires y no se vieron desde las PASO, ya que la mandataria decidió no acompañarlo en el búnker del FPV.

La Presidenta monitorea desde Olivos “toda la situación de los damnificados”, reiteraron varios funcionarios. La agenda oficial suspendida por las inundaciones, incluía una distinción que iba a recibir del Estado Palestino, de manos de Saeb Erekat, secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina. Por la tarde, Cristina recibió al funcionario en la Quinta presidencial.

El operativo del Gobierno impulsado en parte por la ausencia de Scioli, se puso en marcha desde temprano. “La situación está brava, por eso Scioli se está volviendo” dijo Aníbal Fernández, jefe de Gabinete, cuando recorrió las zonas más afectadas con el Secretario General de la Presidencia Eduardo de Pedro. Aún persistía el enojo por el viaje del mandatario provincial en la Casa Rosada.

“No hablé con Scioli, no sabía de su viaje” dijo Fernández en conferencia de prensa mientras que De Pedro agregó: “Estamos poniendo el cuerpo”. En el gabinete no disimularon que les pareció “poco atinado el viaje” de Scioli, como describió un ministro.

Hubo igual, una serie de medidas financieras anunciadas por el ministro de Economía Axel Kicillof y el titular de la ANSeS, Diego Bossio y líneas crediticias que adelantó Alejandro Vanoli desde el Banco Central.