Jujuy: fiscal dice que joven radical baleado fue víctima de un intento de robo

Morales, Fiad y Bravo, en la conferencia de prensa de ayer en el Comité Provincia.

La fiscal de Investigaciones N° 10 de San Pedro de Jujuy, Silvia del Valle Farall, aseguró en un comunicado de prensa que el militante de la Juventud Radical, Jorge Ariel Velázquez, baleado por la espalda en la madrugada de hoy, fue objeto de un intento de robo, de acuerdo a la información recolectada hasta el momento. La hipótesis de la fiscal fue rebatida por dirigentes de la UCR.

El joven se encuentra internado en la unidad de Terapia Intensiva del Hospital “Pablo Soria” y su estado es grave debido a las heridas provocadas por el proyectil en varios órganos, según informó el senador radical Gerardo Morales en una conferencia de prensa dada este sábado en el Comité Provincia de la UCR.

Velázquez recibió el disparo cuando entraba a su casa, en el barrio Juan Pablo II de la ciudad de San Pedro, tras realizar actividades partidarias.

De acuerdo a la fiscal, Velázquez habría sido interceptado por varias personas “quienes aparentemente intentaron sustraerle sus pertenencias”. Por el hecho, señaló, se tomaron declaraciones testimoniales y “numerosas medidas” tendientes a dar con los responsables del ilícito y la causa está caratulada provisoriamente como “Robo doblemente calificado por el uso de arma de fuego, en poblado y en banda contra personas a establecer”.

Las afirmaciones de Farrall fueron cuestionadas por el senador Morales, para quien el informe de la fiscal y su rápida hipótesis de robo “puso en marcha el sistema de impunidad”. Tras reclamar el inmediato esclarecimiento de lo sucedido, resaltó que la agresión a Velázquez tiene como antecedente inmediato el incidente ocurrido horas antes entre militantes de la Juventud Radical y de la organización Tupac Amaru, cuando éstos últimos intentaron sacar del lugar a los radicales que repartían votos en un barrio de la ciudad de San Pedro.

Por su parte, el diputado provincial de San Pedro, Julio Bravo, dijo a los periodistas que Velázquez alcanzó a entrar a su casa en estado consciente y que de acuerdo al testimonio de sus familiares, en ningún momento dijo que hubieran intentado robarlo y que al cabo de unos minutos se desvaneció. La versión de la fiscal –explicó- se basa en dichos de un policía destacado en el Hospital “Paterson”, lugar donde el joven recibió los primeros auxilios, quien habría escuchado decir al herido que lo habían atacado para quitarle el teléfono celular. Sin embargo, agregó Bravo, “no hay ningún familiar que pueda corroborar esta versión” y subrayó que despierta sospecha la celeridad con la que llegó a la hipótesis del robo la fiscal Farrall y la presencia de un abogado de la Tupac Amaru en la comisaría del barrio La Merced, donde por razones de jurisdicción se sustanciaron las actuaciones.