Cristina defendió a Aníbal Fernández

La presidenta Fernández de Kirchner y su jefe de gabinete, Aníbal Fernández.

Durante un acto en la Casa Rosada, la presidenta se refirió a la denuncia contra el jefe de Gabinete y ensayó una encendida defensa del funcionario. Deslizó que la casa de la diputada Carrió es un “aguantadero” porque permitió que ingresara un condenado. También aseguró que “no le tengo miedo a ningún juez pistolero, mafioso o extorsionador”.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner rechazó este miércoles la denuncia televisiva contra el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y apuntó a la diputada Elisa Carrió por permitir que se filme parte del informe en su casa, la que tildó de “aguantadero”.

A la vez, destacó que estas “denuncias siempre terminan en nada” y son parte de “dispositivos antidemocráticos, activados en forma precisa, contra personas precisas”.

“Esta semana hemos batido récord en materia de originalidad (con las denuncias en campaña), desde lo que parece ser la casa de una diputada, casi un aguantadero”, señaló la mandataria nacional, al referirse a la entrevista al procesado por narcotráfico José Luis Salermo, que se filmó en la casa de Carrió para el programa de Jorge Lanata.

En un discurso en cadena nacional, la mandataria sostuvo que “jamás metería a alguien que está procesado por narcotráfico” en su casa.

“Se filmó una denuncia con un preso que está condenado a cadena perpetua involucrando a funcionarios de nuestro gobierno, con una clara intención de perjudicar”, resaltó la jefa de Estado, al defender a Fernández.

Luego afirmó esta tarde que no le tiene “miedo a ningún juez pistolero, mafioso o extorsionador”, al cuestionar las denuncias de la oposición en época de campaña, que -según dijo- tienen eco “en sectores del poder judicial”.

“Se dijo mucho que yo había impulsado el Parlasur porque quería fueros, habrán escuchado millones de voces, ríos de tinta. Bueno, plantearon ya entonces que eran inconstitucionales los fueros, acá esta Cristina y todos los que dijeron que yo iba a ser candidata, sí, son todos candidatos. Son candidatos eternos, trabajan de candidatos”, cuestionó la mandataria.

Al respecto, subrayó: “Quiero decirles a todos los que pensaban que yo iba a ir ´Acá estoy´. ¿Saben por qué? porque no le tengo miedo a ningún juez pistolero, mafioso o extorsionador, ni tampoco a jueces que guardan causas de lesa humanidad, o de lavado de dinero, que duermen el sueño de los justos”.

“A mí, sinceramente, la única condena que me apenaría sería la de la historia y la del pueblo, el resto, todo pasa y lo de la fama es puro cuento”, resaltó la jefa de Estado.