De Luca desestimó la apelación y se cayó la denuncia de Nisman contra la Presidente

Fiscal Javier De Luca

Fiscal Javier De Luca.

El fiscal de la Cámara Federal de Casación Penal, perteneciente a la agrupación Justicia Legítima, rechazó la apelación de Germán Moldes y dictaminó que “los hechos de la denuncia no configuran delito”.

Como lo venía anticipando Infobae, el kircherismo logró dejar de lado el dolor de cabeza que le provocó la presentación de Alberto Nisman y obtuvo una victoria con el dictamen del fiscal de la Cámara Federal de Casación Penal Javier De Luca, quien desistió de continuar la apelación de la denuncia por encubrimiento de los autores del atentado contra la AMIA que había presentado el fiscal Germán Moldes.

La acusación de Nisman había sido rechazada en primera instancia y luego por la Cámara Federal, pero Moldes pidió insistir ante Casación. La denuncia recayó en manos de De Luca, perteneciente a la agrupación kirchnerista Justicia Legítima. Este presentó su dictamen ante la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal, rechazando la apelación de Moldes con el argumento de que los hechos denunciados por Nisman “no configuran delito”.

Moldes ya había anticipado que podía ocurrir algo así y en su apelación ante la Cámara había pedido “no caer en alguna maniobra de ingeniería judicial, en alguna sincronización de tiempos que haga que cuando mi recurso llegue a Casación me esté esperando un fiscal militante de la Justicia Legítima”.

Para que el recurso de Casación “tenga vida, es necesario que el fiscal de Casación lo mantenga”, había explicado Moldes, pero por el sistema de turnos -que es por días y no por sorteo- “es muy fácil predeterminar a qué fiscal dirigir la causa”. Eso fue justamente lo que ocurrió. El miércoles 15 de abril, cambió el turno en la Cámara de Casación y el expediente quedó en manos de De Luca, quien con su decisión hizo caer definitivamente el caso.

Esta tarde, la madre de Nisman, Sara Garfunkel, junto a un grupo de políticos, intelectuales y periodistas, encabezó una manifestación en las escalinatas de los tribunales porteños. Allí, dejaron un petitorio para la Corte Suprema, en el que solicitaban que no dejen caer la denuncia del fiscal fallecido. Minutos después de la convocatoria, se conoció el dictamen del fiscal De Luca.