Morales en El Acheral “Es una vergüenza que en el siglo XXI haya gente sin agua potable”

Gerardo Morales en El Acheral.

Gerardo Morales en El Acheral.

Jujuy – “Es una vergüenza que en pleno Siglo XXI todavía haya gente sin acceso al agua potable, obligada a vivir en condiciones indignas, de extrema precariedad que los expone a innumerables riesgos sanitarios” expresó el senador nacional Gerardo Morales en El Acheral, donde se reunió este viernes con vecinos de la zona que carecen de este servicio fundamental, al igual que los pueblos vecinos de San Juan de Dios y El Lobatón.

El senador Morales participó del encuentro con vecinos junto al diputado nacional Mario Fiad, los legisladores provinciales, Alberto Bernis, Jorge Rizzotti, Alejandra Martínez y Julio Bravo. En ese contexto escuchó los reclamos de los pobladores que se ven obligados a depender de un camión cisterna que distribuye el agua en tachos ubicados en los hogares, de donde el núcleo familiar se abastece del agua para consumo diario.

Una o dos veces por semana un camión aguatero distribuye el agua, pero a veces deben esperar entre 7 y 9 días que les brinden ese servicio, lo que genera enorme preocupación en los vecinos que perciben que viven como en 1810 dependiendo del aguatero.

Ante la carencia del servicio, muchos vecinos realizan pozos, pero las napas superficiales se encuentran contaminadas por los efluentes sanitarios de los pozos ciegos, ya que carecen también de red cloacal. El agua de los pozos, generalmente es usada para limpieza.

Gerardo Morales instó a los vecinos a constituir una Comisión ad hoc a los efectos de solicitar una audiencia con directivos de Agua de los Andes para gestionar las obras necesarias que les permitan a los vecinos contar con el servicio de agua potable.

“El agua es un derecho humano y el estado tiene la obligación de garantizarlo” afirmó el senador Morales y observó que la carencia de agua significa “una afrenta a la dignidad de las personas que es inconcebible en pleno Siglo XXI”.

La educación como garantía de ascenso social y trabajo

Gerardo Morales visitó también la Escuela N° 139 “Sargento Juan Bautista Cabral” de El Acheral, donde participó de la inauguración de un espacio de juegos infantiles que fueron donados por el senador, ante un pedido realizado el año pasado por esa comunidad educativa.

Los docentes valoraron el gesto del senador Morales que permitió generar un espacio recreativo con juegos infantiles para los niños de nivel inicial. El establecimiento que tiene más de seis décadas de vida, nunca antes, había contado con juegos infantiles. También entonces el senador Morales donó libros para los niños de esa institución.

Durante su visita al establecimiento, el senador Morales observó que tras el reclamo efectuado el año pasado ante la carencia de un cercado perimetral, se ha iniciado esa labor y destacó la necesidad de responder de manera oportuna a las demandas de obras que se multiplican en los establecimientos educativos de la provincia.

“El estado provincial debe acudir y resolver las necesidades de los establecimientos educativos y generar condiciones para que el servicio pueda prestarse de manera óptima” expresó.

Morales, como principal referente del radicalismo, manifestó que “tenemos un compromiso fundamental con la educación y entendemos que debe ser un compromiso que asuman todas las fuerzas políticas”.

“Si no hay educación accesible y de calidad, no hay posibilidad de ascenso social, de trabajo digno e inclusión” sentenció y ratificó el compromiso de su fuerza política con el fortalecimiento de la educación pública y la generación de trabajo formal y digno.

“Trabajo y educación van de la mano, mientras mayores oportunidades de acceso a la educación y mayor tránsito por el sistema educativo, mayores son las posibilidades de acceso al trabajo” explicó y agradeció a la comunidad educativa por la cálida recepción.

Cabe destacar que la escuela primaria de El Acheral, cuenta con una bomba de agua que logra satisfacer relativamente la demanda de agua del establecimiento, en una región que aún carece de agua potable.