Morales – una reivindicación del maíz y de su valor simbólico, social y cultural

Gerardo Morales en Chorrillos.

Gerardo Morales en Chorrillos.

“En la producción del maíz están representados los valores andinos que queremos recuperar para Jujuy: el trabo comunitario, la cooperación, la reciprocidad y la unión” expresó el senador nacional Gerardo Morales en Chorillos (Humahuaca), donde tuvo lugar el VII Festival del Oro Americano.

Morales participó de la apertura del Festival organizado por la comunidad aborigen de Chorillos y auspiciado por la Municipalidad de Humahuaca. Presidieron la ceremonia el comunero de Chorillos Walter Quiroga, los diputados provinciales Jorge Rizzotti y Beatriz Altamirano, el intendente de Humahuaca Leonel Herrera, la secretaria de Cultura, Elina Paredes y los concejales Roberto Farfán y Noelia Quispe.

Tras el izamiento de la Bandera Nacional y la Whipala, el senador jujeño participó de la tradicional chayada a la Pachamama. Posteriormente, recorrió los stands de los productores que llegaron a Chorillos provenientes de diversas comunidades del pueblo omaguaca. Más de 36 variedades de maíz y una diversidad de alimentos y bebidas derivados de ese cereal fueron expuestos por los productores en el Festival del Oro Americano.

Gerardo Morales puso de relieve que el maíz -considerado “el oro americano”- es uno de los alimentos de mayor importancia en la cultura andina y tiene para sus pueblos un enorme valor simbólico, social y cultural. Por eso, consideró, “este Festival que reivindica al maíz, reivindica también todo lo que representa: el trabajo solidario, la producción sustentable, la cooperación, la vida en comunidad, la ayuda mutua, conceptos que corresponden a la cosmovisión andina y que están representados en el culto a la Pachamama”.

El líder radical, nuevamente, destacó que la Pachamama debe constituir la guía de un nuevo modelo de desarrollo y de gobierno, porque en ella están los valores que esta sociedad debe recuperar.

Destacó el senador Morales el trabajo de productores de San Roque, Queragua, Cianzo, Chorillos, entre otros parajes, que “trabajan la tierra y producen las más diversas variedades de maíz” y señaló que esa producción “debe ser protegida para evitar que el mercado se apropie de la genética de esa producción que ha sido desarrollada milenariamente por los pueblos de regiones como la Quebrada de Humahuaca”.

También Morales se refirió a la necesidad de resolver los problemas de agua que afectan a los productores y que limitan sus proyectos de vida y sus potencialidades productivas. Por eso, reiteró, “urge generar infraestructura como obras de riego, que salden las dificultades que padecen comunidades como la de Chorillo”.

El Intendente de Humahuaca Leonel Herrera, por su parte, subrayó que el maíz fue cultivado de manera ancestral y señaló que los andenes de cultivo de Coctaca son un testimonio de esa labor. Pero además puso de relieve que el maíz constituyó la base de la producción alimentaria. “Esa importancia se ha conservado y actualmente existen una diversidad de alimentos y bebidas que tienen como base el maíz ” explicó.

Durante el Festival del Oro americano, los participantes pudieron degustar willpada, anchi, chilcán, sopa majada, humitas, pastel, empanadas, pizzas, licores, entre otra enorme variedad de alimentos realizados con maíz .

El titular de la comuna humahuaqueña refirió que atento al valor de la producción agrícola que realizan las comunidades originarias, el Municipio ha implementado una política para fortalecer a sus producciones. Por ello, es que acompaña a las comunidades facilitando herramientas de trabajo como tractores, rastras, cinceles, maquinaria pesada para que la canalización de las aguas y camiones para el acarreo de abono orgánico.

Finalmente el intendente Herrera, señaló que la producción en la región en gran proporción, es de tipo orgánico, lo que representa una oportunidad, por la creciente demanda a nivel mundial de este tipo de alimentos.