Mala praxis – familiares de mujer muerta tras una cirugía piden avance en la causa

Mala praxis - Palmira Medrano murió, según el informe médico, por un paro cardiorrespiratorio.

Palmira Medrano murió, según el informe médico, por un paro cardiorrespiratorio.

Buenos Aires – Familiares de Palmira Medrano, una mujer de 68 años que murió hace siete meses en Libertador General San Martín, tras una cirugía programada, presentaron una denuncia judicial contra los médicos que la operaron porque suponen que hubo mala praxis pero aún no logran avances en la causa.

“Denunciamos a los médicos, hicimos marchas pidiendo que se esclarezca la muerte de mi madre, pero nadie hizo nada. Por eso recurrimos a los medios de comunicación”, dijo a Télam Héctor Páez, uno de los cuatro hijos de la mujer.

Páez es enfermero y relató pormenorizadamente cómo fue el proceso que terminó con la muerte de Medrano, el 20 de julio del año pasado en una clínica de la localidad jujeña de Libertador General San Martín.

Según relató, la mujer se internó el 16 para que le realizaran una histerectomía completa -la extirpación de útero y ovarios- “porque en el Papanicolau se veían alteraciones de células escamosas, pero eso no implica que tuviera cáncer ya que nunca se le hizo una biopsia”, explicó el hombre.

Por lo tanto, la cirugía “era preventiva, según dijo el médico, quien había convencido a mamá de operarse, aunque yo no estaba de acuerdo porque sentía que lucraban con su salud”, agregó.

Páez aseveró que a las 18 de ese día su madre “entro lúcida a la sala de operaciones, sin fiebre, sin dolor, sin sangrado y con todos los análisis y estudios correspondientes”.

Dos horas después “nos dicen que ella está en terapia, que hubo una complicación por una hemorragia a consecuencia de una hipotensión arterial, que la iban a transfundir y que estaba todo bien”.

A 12 horas de la operación “ella estaba hinchada, con sonda, con una bolsa colectora. La derivaron a diálisis, para lo cual tuvimos que pagar 1.300 pesos. Es decir, un cuadro que nada tenía que ver con el motivo de la cirugía. Los médicos sabían que se habían mandando una macana”, aseveró el enfermero.

Finalmente, Palmira Medrano murió, según el informe médico por un paro cardiorrespiratorio.

“Lo increpo al doctor Juan Carlos Nuñez y me dice que mi mamá tenía cáncer. Quería enmascarar su negligencia. Nunca se comprobó que ella tuviera esa enfermedad”, aseguró Páez.

La familia hizo la denuncia en la comisaria 11 de la ciudad y la causa quedó a cargo de la Fiscalía de Investigaciones de San Pedro “que a siete meses de su muerte, ni siquiera nos confirma los resultados de la autopsia”, cuestionó.

“Además de justicia para mi mamá, no queremos que esto lo pase a ninguna otra familia, por eso denunciamos públicamente esta situación”, explicó Páez.

 

Fuente: Télam.