YPF aplicó el segundo aumento del año a los combustibles

Estación de servicio YPF

Estación de servicio YPF.

Por segundo mes consecutivo, aplicó ayer una suba en los surtidores; a la medida, que se toma para seguir el ritmo de la devaluación, se plegará en las próximas horas el resto de las petroleras.

La primavera de los surtidores, que implicó la baja de un 5% en los precios de los combustibles en todo el país en enero, fue tan poco habitual como efímera. Con el año ya puesto en marcha y las variables que presionan sobre los costos de las naftas y el gasoil en plena vigencia, volvieron las remarcaciones frecuentes en las pizarras de las estaciones de servicio.

YPF, dueña del 55% del mercado y, por lo tanto, la voz de mando en materia de precios, aplicó una suba promedio de casi 1% desde ayer a la madrugada en la Capital Federal. Así, el litro de nafta súper pasó de $ 11,39 a $ 11,50; el de Infinia, la versión premium, de $ 12,84 a $ 12,96; el del gasoil, de $ 10,36 a $ 10,46, y el de su versión premium, de $ 11,87 a $ 11,98.

La petrolera que conduce Miguel Galuccio siguió los pasos de Shell, que el lunes también había aumentado los precios en torno del 1 por ciento. Así lo confirmó ayer su presidente, Juan José Aranguren, en un almuerzo con periodistas.

El directivo ahondó sobre las causas de los ajustes: “El mayor costo del refinador es la compra del petróleo crudo, que se negocia en dólares. En enero hubo una devaluación de 0,98 por ciento y en febrero fue similar. Eso explica el incremento del costo en pesos”, explicó durante la inauguración de una estación de servicio que llevará la marca de la empresa en Nordelta (ver aparte).

También deslizó algo que podría ser interpretado como una buena noticia para el consumidor de cara al resto de 2015. “Este año el tipo de cambio está rezagado. Si la presión devaluatoria se mantiene y no hay grandes aumentos de costos por las negociaciones salariales, es de esperar que los aumentos sean menores que los del año pasado”, explicó el directivo. En otros términos: los combustibles aumentarán este año menos de 33% (en 2014 el litro de nafta súper de YPF en la Ciudad de Buenos Aires costaba $ 8,91 en enero y $ 11,91 en diciembre).

El crudo intermedio de Texas terminó en u$s 48,17, luego de conocerse un nuevo aumento de las reservas norteamericanas de hidrocarburos. La petrolera argentina anunció ayer el nuevo cuadro tarifario.

Al cierre de la sesión de operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en abril bajaron 12 centavos de dólar respecto a la clausura del martes.

Después de un arranque al alza, el crudo de referencia en el país perdió posiciones tras conocerse que las reservas de los EEUU aumentaron en 4,5 millones de barriles la semana pasada, un 1% más que la anterior, y se situaron en 448,9 millones.

De este modo, los inventarios volvieron a superar su nivel más alto desde la década de 1930, según el Departamento de Energía, que añadió que en las últimas cuatro semanas las importaciones tuvieron un promedio diario de 7,136 millones de barriles.

El crudo Brent del Mar del Norte, de referencia en Europa, terminó la sesión en el International Exchange Futures (ICE) con un aumento de 15 centavos de dólar respecto a la última negociación, cuando finalizó en 56,39 dólares.

El precio del petróleo volvió a caer con fuerza por cambios de expectativas de oferta
La cotización internacional del barril de crudo recuperó la senda bajista tras cuatro sesiones en aumento. La Agencia Internacional de Energía advirtió sobre abundantes suministros en corto plazo.

Los inventarios de petróleo de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), con sede en París, podrían acercarse a un récord de 2.830 millones de barriles a mediados del 2015, dijo la AIE, asesor sobre política energética para un grupo de países occidentales.

Los futuros del crudo en Estados Unidos para entrega en marzo cayeron 3,75%, a u$s50,85 por barril, luego de tocar un mínimo de 49,86 dólares. Mientras que el Brent para entrega en marzo perdió 2,38%, a 56,95 dólares por barril, después de tocar un mínimo de 56,11 dólares.

Los futuros a marzo perdieron 3,75%

Si bien se espera que el equilibrio entre oferta y demanda en el petróleo se ajuste a fines del 2015, la AIE advirtió que “las presiones bajistas en el mercado podrían no haberse terminado”.

La AIE también predijo que la demanda de crudo producido por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se mantendrá en 29,4 millones de barriles por día este año, y dijo que el crecimiento de la producción de petróleo de esquisto de Estados Unidos sufriría una pausa antes de recuperar impulso.

El panorama de la AIE fue más negativo que el reporte mensual divulgado a comienzo de la semana por la OPEP, que estimó que la demanda de sus miembros en 2015 aumentaría a 29,2 millones de bpd, un alza de 430.000 bpd frente a su pronóstico previo.

La Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA, por sus siglas en inglés) reforzó la caída en la confianza con un reporte mensual separado que mantuvo virtualmente sin cambios sus expectativas de producción doméstica de crudo para 2015 y 2016.

Ian Taylor, presidente ejecutivo del operador holandés de energía y materias primas Vitol, con sede en Suiza, se unió al sentimiento bajista, asegurando en la Semana Internacional del Petróleo, conferencia industrial que se celebra en Londres, que espera un incremento “dramático” en las reservas de crudo en los próximos meses.