La exesposa de Nisman declaró durante ocho horas ante Fein

La exesposa del fiscal, Sandra Arroyo Salgado.

La presentación de Sandra Arroyo Salgado dio lugar a que la jueza Palmaghini ordenara nuevas medidas de prueba. Se aguardan los resultados de un nuevo peritaje balístico.

La causa que investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman estuvo centrada este viernes en la extensa declaración testimonial, durante ocho horas, de su exesposa, Sandra Arroyo Salgado, cuyo contenido no trascendió, pero que dio lugar a que la jueza Fabiana Palmaghini ordenara nuevas medidas de prueba.

La fiscal Viviana Fein distribuyó en la sede de la Fiscalía un comunicado en el que aclaró que estaba a la espera de “la finalización de un peritaje balístico donde se dispuso la toma de muestras a los efectos del cotejo de ADN”, así como también conocer “si el proyectil extraído del cuerpo se corresponde con el arma calibre .22 hallada en el lugar”.

Así, mientras la declaración testimonial de Arroyo Salgado se extendía hasta el atardecer, la jueza ordenaba medidas “a fin de recolectar nuevas pruebas” y se realizaba un nuevo operativo en el edificio donde vivía Nisman, a cargo de la Policía Federal.

Si bien Fein quiso mantener “en reserva los detalles” hasta que lo ordenara la magistrada Palmaghini, se supo que a la Torre Le Parc donde fue encontrado muerto Nisman llegaron para trabajar peritos de la División Homicidios y Delitos Informáticos de la Policía Federal.

La jueza Arroyo Salgado, quien ingresó a la Fiscalía a las 10:35 y se retiró a las 19:00, no tiene plena confianza en la investigación y pretende presentarse como querellante en la causa en representación de sus dos hijas, lo que le permitiría aportar sus propios peritos de parte, entre otras acciones, pudo saber NA.