Caso Nisman: la puerta de servicio estaba cerrada, pero no trabada

Walter, el cerrajero que abrió la puerta de servicio del departamento de Nisman.

Lo afirmó un cerrajero, de nombre Walter, quien fue convocado por la madre del Nisman el domingo cuando el fiscal no contestaba los llamados. Dijo que tardó un segundo en abrir la puerta.
El cerrajero que permitió ingresar al departamento del fiscal Alberto Nisman afirmó este miércoles que la puerta de servicio tenía la llave “puesta por dentro”, pero que no estaba accionada, por lo que sólo le tomó unos minutos hacer su trabajo.

“La llave estaba puesta”, indicó el cerrajero llamado Walter, quien precisó que debió empujarla para que cayera y eso le permitió abrir fácilmente la puerta.

Relató que luego de quitar mediante el uso de una herramienta la llave que estaba colocada desde adentro del departamento, pidió otra a la madre del fiscal, giró “el pestillo” y abrió con facilidad.

“Con la llave de ella hice el movimiento y la abrí. Junté mis herramientas y diez minutos más tarde me fui.
Yo no entré”, indicó Walter en declaraciones periodísticas luego de declarar en la causa en la que se investiga la muerte del fiscal.

El hombre relató que llegó al lugar a las 22.30 del domingo y que subió hasta el departamento del edificio de Puerto Madero junto al jefe de bomberos.

Señaló que en el lugar estaba la madre de Nisman, quien luego de que, por su parte, hiciera caer la llave que se encontraba colocada por dentro, le proveyó otra llave de la puerta de servicio que le permitió abrir con facilidad.

“La llave estaba puesta por dentro. En la puerta de servicio todo el mundo deja la llave puesta”, evaluó. Señaló que no ingresó al departamento, ni tocó “la llave que tiré al suelo”, en el interior.

“Le abrí, tardé dos minutos, (la madre de Nisman) me abonó” y de inmediato se retiró del lugar, señaló el cerrajero, quien dijo: “todo el tiempo estuve con el jefe de bomberos”. NA.