Nisman – el PTS acusó a oficialismo y oposición de encubrir el atentado a la AMIA

Nisman - Natalia Morales y Alejandro Vilca.

Natalia Morales y Alejandro Vilca.

Jujuy – Ante la muerte del fiscal Alberto Nisman, Alejandro Vilca y Natalia Morales, dirigentes del PTS y referentes del Frente de Izquierda y de los Trabajadores responsabilizaron al “kirchnerismo” y a la “oposición patronal” del “encubrimiento estatal del atentado de la AMIA”. Aseguraron que la acusación de Nisman contra Cristina Fernández, el canciller Timerman y varios militantes kirchneristas “es el fruto de la propia política del kirchnerismo en la materia y es parte de un quiebre del siniestro aparato de inteligencia del Estado”.

“Nosotros -señaló Alejandro Vilca- promovemos una política independiente tanto del kirchnerismo como de la oposición patronal: ambos son cómplices del encubrimiento estatal del atentado de la AMIA y apoyan a distintas camarillas de los aparatos de inteligencia”.

Vilca manifestó que “tanto el oficialismo como la mayoría de la oposición utilizaron en distintos momentos a Nisman y a sus dictámenes armados por servicios de inteligencia nacionales y extranjeros, particularmente el Mossad y la CIA. Tanto el oficialismo como la mayoría de los partidos de la oposición fueron y son parte de que al día de hoy los familiares de las víctimas y el pueblo argentino no conozcan el esclarecimiento del atentado a la AMIA”.

“Los Kirchner -aseveró- sabían que Nisman trabajaba con Jaime Stiusso, el hombre fuerte de la ex-SIDE de la dictadura que continuó manejando la Secretaría de Inteligencia hasta que fuera desplazado por otra camarilla, también proveniente de la dictadura, ligada a César Milani. El giro que dio Cristina Fernández con la firma del memorándum con Irán, en consonancia con la política de apertura del Departamento de Estado de Obama, abrió una fisura con Nisman, Stiusso y su política de seguimiento a los mandatos del Gobierno del Estado de Israel. La acusación de Nisman contra Cristina Fernández, el canciller Timerman y varios militantes kirchneristas es el fruto de la propia política del kirchnerismo en la materia y es parte de un quiebre del siniestro aparato de inteligencia del Estado”.

Asimismo, Natalia Morales sostuvo que, “la muerte de Nisman redobla la necesidad de la apertura de los archivos de la Secretaría de Inteligencia y de todos los servicios de las fuerzas de seguridad, cuerpos que deben ser disueltos porque su única función es conspirar contra los intereses del pueblo trabajador y manejar información al servicio de las distintas camarillas capitalistas. Todos los sectores que hoy están en esta disputa judicial, política y de alas del área de inteligencia son responsables de la impunidad existente. Por eso, impulsamos desde la banca que ocupa nuestro compañero Nicolás Del Caño, la necesidad de poner en pie una comisión investigadora independiente, controlada por los familiares de las víctimas del atentado de la AMIA, que tenga plenos poderes para investigar y esclarecer, tanto el atentado de 1994, como la muerte de Nisman”.