Dos plásticos de fuerte emotividad se juntan en Tilcara

Obra del tilcareño Raúl Gordillo, que integra la serie a exponerse desde el próximo sábado en el Museo Terry.

Los destacados plásticos jujeños Raúl Gordillo y Marcos Yurquina expondrán sus obras en el Salón Amalia Fortabat del Museo Terry de Tilcara, a partir del 17 de enero. Definidos por el crítico Inosencio Garzón como artistas de “fuerte emotividad”, presentarán exploraciones de la esencia humana con acento americano.

Gordillo y Yurquina, que en otro tiempo fueron maestro y discípulo, expondrán pinturas que dan cuenta de un camino recorrido sin apuros, pero sin pausa, haciendo oídos sordos a modas o “ismos”, describió Garzón.

La muestra, que se inaugurará el sábado 17 de enero a las 19 horas en el Museo Terry, pondrá a consideración del público la labor de dos artistas que –juzgó el crítico- “buscan superar el simple juego de los valores plásticos para internarse en valores trascendentes y sustanciales del hombre y del hombre americano en particular”.

“La pintura de Raúl Gordillo, se inscribe decididamente en una figuración que oscila entre un realismo mágico hasta un cierto gesto expresionista en una imaginería barroquizante, por momentos cercana al surrealismo. Son pinturas, las de esta ocasión, que resaltan y concentran una fuerte emotividad, al mismo tiempo que subraya el armonioso diálogo del color, la materia, la textura y el espacio que contiene a los elementos plásticos que maneja con gran ductilidad. Superficies misteriosas que trascienden la realidad sin anularla, signadas por grafías que contribuyen a aumentar la sensación de grandeza y serenidad que su universo plástico transmite”, escribió Garzón.

Hablando de Marcos Yurquina, Garzón destacó la seducción de un expresionismo de fuerte acento americano, que sintetiza los aportes del arte aborigen y europeo. “Construye su imaginario pictórico a partir de una voluntad constructiva. Define sus formas y las ordena compositivamente. Su color es intenso, vital, contrastado y encerrado en las líneas que determinan sus configuraciones”.

“Orientado en ese camino geometrizante, metamorfosea la realidad a través de la síntesis. Hay, en estos cuadros, un giro mayor hacia una mayor abstracción. Si bien, cada vez más, se aleja de la figuración descriptiva, asoman rostros y cuerpos fragmentados, geométricamente entremezclados con planos de color de variada entonación. Sus composiciones simulan quietud dentro de campo de tensión. Si nos detenemos a mirarlas, vamos descubriendo ritmos en esos planos que determinan su criterio compositivo”, agregó.

Obra de Marcos Yurquina, que integra la muestra.