Raúl Ulloa quiere ser presidente de la AFA

Raúl Ulloa.

En una entrevista con Mundo Ascenso por radio La Red de Buenos Aires, el extitular de Gimnasia y Esgrima de Jujuy, Raúl Ulloa, anunció que se presentará en las elecciones de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) que se realizarán en octubre de este año.
“Quiero ser presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, deseo luchar desde adentro por el federalismo del fútbol”, dijo en forma tajante, el expresidente de Gimnasia y Esgrima de Jujuy.

“Tengo ganas de participar aún sabiendo que pierdo”, indicó para confiar que “me gustaría luchar por la igualdad del interior y el federalismo”.

“Tengo ganas de hacer una AFA con cambios estatutarios muy fuertes. La idea es juntarlos a todos en la igualdad”, aseguró.

En contra del poder centralista del país, el ex presidente del lobo jujeño se diferencia de Daniel Vila, dueño del multimedio América y extitular de Independiente Rivadavia de Mendoza: “Con Vila tengo diferencias porque el maneja desde el punto de vista del poder. Yo manifiesto mi intención desde la humildad y la igualdad”. Y siguió:”Mi posición puede no gustarle al fútbol de Buenos Aires, pero no es un enfrentamiento, es una posición superadora como país. Es una filosofía que la mantuve en el tiempo”.

“Después de 24 años en AFA –dijo Ulloa- uno no pudo unificar y sacar esa diferenciación entre interior y Buenos Aires. No pude lograr es que seamos todos iguales”. Y destacó a Julio Grondona: “Cuando entró él en ese tiempo no había ningún equipo del interior”.

Además contó uno de sus logros en AFA: “Yo me fui del fútbol argentino hace tres años y medio, y se sacó el pago de los vuelos aéreos de los equipos. Era una causa muy federalista, pero la sacaron”. Y aclaró: “Yo no estoy en contra de la dirigencia actual. El interior a veces sufre las consecuencias de no ser participativos”.

Ulloa contó el por qué de su paso al costado: “Me saturé. Más allá de la experiencia, uno con los años pierde vocación para hacer cosas, y sin querer comienza a hacerle daño a la institución. Es ahí cuando hay que darle paso a la gente joven con ganas de trabajar”.

El último logró para Jujuy fue la remodelación del estadio de Gimnasia para su utilización en la última Copa América en el 2011: “El estadio -sostuvo- lo hicimos entre todos los jujeños, pero previamente fui preparando mi salida con un año y medio de anticipación. Avisé”.

En otro momento, habló sobre su única mancha negra como dirigente: “En 24 años fue el conflicto con Laverni, donde no debí entrar a la cancha”, recordó.

También hizo un análisis del fallido ascenso del lobo jujeño a primera división cuando tenía todo para lograrlo: “Sciacqua renunció apenas terminado el partido contra Chicago. Salvarse del descenso era casi imposible y lo logró. Después hizo una campaña bárbara pero no acompañaron los resultados. Fue muy duro no ascender en un torneo donde había cinco lugares entre once equipos. Y más duro fue teniendo que sacar un punto en los últimos partidos que no se logró”, indicó.