Dakar 2015 – el mendocino Orlando Terranova ganó la primera etapa

Dakar 2015 - Orlando Terranova.

Orlando Terranova.

La primera etapa del Rally Dakar 2015 que unió Buenos Aires con Villa Carlos Paz y que se suponía iba a ser un mero un trámite dejó varias sorpresas como la del último campeón en autos, Nani Roma (MINI), prácticamente afuera por desperfectos mecánicos, el primero del día en la pista, el qatarí Nasser Al Attiyah (MINI), desplazado al séptimo lugar por exceso de velocidad y el mendocino Orly Terranova como ganador de la etapa, lo que puso más presión a los candidatos de la marca alemana.

La sorpresa de esta primera etapa que se suponía un prólogo a lo que llegará este lunes comenzó temprano cuando Roma se quedó parado a sólo tres kilómetros de comenzar la especial por un problema de presión de aceite y tuvo que ser remolcado hasta el final del tramo casi sin chances de poder seguir adelante, a 6h 10m de Terranova.

“Se encendió la alarma, cambiamos todo lo que sabemos cambiar, pero no hubo caso, el coche no respondió”, dijo desconsolado Roma al costado de la ruta, y en ese momento prometió “seguir trabajando” por el equipo MINI en el resto del Dakar pero por las noche corrían fuertes rumores de que la marca decidiría el abandono directo.

Es la segunda vez que un campeón del Dakar se quedó afuera de la competencia en la primera etapa. La primera fue en 1981 con el ganador de motos.

Mientras tanto, en la punta Orly Terranova, Al Attiyah y Gordon se disputaban los mejores tiempos hasta que finalmente el qatarí terminó ganando la etapa por 22 segundos sobre el mendocino.

Sin embargo, varias horas después, cuando la noche comenzaba a caer sobre el vivac de Carlos Paz, los comisarios deportivos anunciaban que Al Attiyah era penalizado 2 minutos por exceso de velocidad en un punto de control. El qatarí iba a 68 kilómetros y el límite es de 50.

Con este giro de última hora, fiel al estilo dakariano el ganador de la etapa fue Terranova, con un tiempo de 1h13m12s, segundo quedó Gordon a 42s, tercero el sudafricano Giniel De Villiers (Toyota), cuarto el polaco Kryzstof Holowcz (MINI) y quinto Emiliano Spataro (Renault Duster), otras de las sorpresas argentinas. Con el resultado de hoy, Terranova suma tres etapas ganadas en el Dakar, todas con MINI.

“Estoy muy contento por el resultado y porque fue una etapa divertida. Además, después de ver a Nani cuando se nos encendió una luz roja, pensamos lo peor, pero no fue nada y acá estamos”, dijo el cuyano, que no quiso avivar más la polémica con Al Attiyah y prefirió ser cauto ante la inusitada victoria.

Por la penalización, el qatarí bajó al séptimo lugar, a 1m44s de Terranova, quien mañana tendrá la difícil tarea de abrir la pista.

Spataro logró un excelente quinto puesto a 56s del ganador e hizo un excelente trabajo a tal punto que relegó a las dos figuras de Peugeot, el español Carlos Sainz (a 1m44s) y el multicampeón francés Stephane Peterhansel (a 2m13).

“Estoy contento, la etapa me hizo recordar mis primeros tiempos en los rally provinciales, pero lo complicado será mañana”, en la segunda etapa hasta San Juan, le dijo Spataro a Télam.

En motos el vencedor fue el inglés Sam Sunderland /KTM) y el chileno Ignacio Casale en quads. Sunderland, quien este año pasó al equipo oficial KTM, ganó la especial de 175 kilómetros al marcar un tiempo de 1h18m57s y dejó segundo al portugués Paulo Goncalves (Honda) por apenas 5s y tercero al catalán y campeón Marc Coma (KTM) por 1m12s, mientras que cuarto fue el español Joan Barreda (Honda) a 1m41s resultados que reflejan dónde estará la lucha en las dos ruedas.

En cuatriciclos, el chileno Casale ganó la etapa con una ventaja de 1m07s sobre el polaco Rafal Sonik y de 1m23s respecto del tercero, el uruguayo Sergio Lafuente, todos con Yamaha.

Si bien la etapa de hoy ha sido un “prólogo” para que los pilotos vayan entrando en calor, el resultado no es nada despreciable teniendo en cuenta que los minutos ganados serán fundamentales en la etapa de mañana entre Carlos Paz y San Juan, cuando los competidores se encuentren de lleno con las primeras complicaciones que depara el Dakar 2015, según anticipó el director deportivo de la competencia, David Castera.

“Es difícil juzgar una estrategia en el primer día de carrera pero estamos contentos con el resultado. La moto funcionó muy rápido, muy bien. Y si bien es cierto que soy un candidato al título en el primer día, espero serlo en el último día también”, dijo Sunderland.

El británico sabe lo que valen sus palabras, porque el año pasado, tras ganar la segunda etapa, el motor de su entonces moto Honda no quiso saber nada y con él murieron también sus sueños en aquel Dakar.