Techint calificó de “preocupante” la caída de la actividad que sufre la Argentina

Paolo Rocca, CEO de Techint.

Su titular, Paolo Rocca, expresó su inquietud por el panorama económico. Además, pidió “restablecer el diálogo con la comunidad financiera internacional”.

El líder de una de las mayores siderúrgicas de Latinoamérica calificó de “preocupante” la caída de la actividad que se registra en la Argentina y engrosó así la lista de empresarios que manifiestan públicamente su intranquilidad por la marcha de la economía.

“Por el lado de la demanda, tanto el consumo privado y la inversión como las exportaciones y las importaciones vienen cayendo trimestre a trimestre”, aseguró Rocca. “Distintos indicadores de la industria y de la construcción muestran este proceso que se inició a fines de 2013”, apuntó.

El titular del principal grupo industrial argentino precisó que “la caída en las ventas de varios sectores industriales clientes (automotriz, línea blanca, entre otras) está impactando en el nivel de operaciones de Ternium Siderar -la empresa más vinculada al mercado doméstico- y en las actividades vinculadas al área de la construcción”.

El hombre que en numerosas ocasiones fue blanco del gobierno nacional (Axel Kicillof llegó a amenazar con “bajar el precio de la chapa para fundir al señor Paolo Rocca”) señaló que Techint Ingeniería y Construcción está afectada desde el año pasado “por la postergación o suspensión de algunos grandes proyectos de infraestructura privados derivadas de las dificultades económicas y cambiarias de la Argentina”.

Para modificar este escenario, Rocca consideró -en declaraciones al diario Clarín- que es necesario “recrear condiciones para otorgar mayores niveles de certidumbre a la economía local”, e indicó que eso se lograría “corrigiendo desequilibrios macroeconómicos y aliviando la presión tributaria”.

El empresario ítalo-argentino agregó que sería “importante restablecer el diálogo con la comunidad financiera internacional para facilitar el acceso al crédito”. De esa manera -estimó el CEO de la Organización Techint- se podría “recuperar la confianza en el mercado doméstico y atraer inversiones”.

Pese a su inquietud por la realidad económica nacional, Rocca dio un dato tranquilizador respecto de las fuentes laborales: “La adjudicación de la provisión de caños de conducción para el Gasoducto del Noroeste Argentino (GNEA) para nuestra planta productora de tubos con costura nos permitirá mantener los niveles de empleo hasta fines de 2015”.