Aguiar – “El desarrollo sustentable sólo se logra con institucionalidad”

Lisandro Aguiar

Lisandro Aguiar.

Jujuy – La ley de coparticipación, el Consejo de la Magistratura, el fortalecimiento municipal, el respeto hacia las mayorías y la ley de lemas, fueron los temas abordados por el concejal Lisandro Aguiar durante el desarrollo de la IX edición del programa de Líderes Municipales organizado por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC) en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la semana pasada. Las jornadas congregaron a más de 80 intendentes y concejales de 16 provincias del país.

Aguiar indicó que “la experiencia fue muy enriquecedora y pude conocer interesantes ejemplos de gestión en materias como comunicación, educación, tratamiento de residuos, transporte, entre otros temas que hacen a la calidad de vida de los vecinos”.

No obstante, al ser consultado acerca del lugar que ocupa Jujuy con respecto a los otros distritos del país, dijo: me quedó un gusto amargo al analizar la institucionalidad que vive la Provincia y el claro fracaso en esta materia, que el grupo político que dirige los destinos de Jujuy los últimos 30 años no supo o no quiso resolver.

Sobre la trascendencia del correcto funcionamiento de las instituciones en la vida democrática, agregó que “la institucionalidad no es un concepto menor, por cuanto hace referencia a las bases mínimas necesarias para un desarrollo sustentable. Sin institucionalidad, podrá haber más o menos obras, más o menos planes sociales, más o menores inversiones, pero no desarrollo real y genuino”.

Con respecto a la realidad institucional que se vive en otros lugares del país, dijo que en Jujuy “pasaron 30 años que gobierna el PJ y estos problemas no se han resulto, y lo que es peor, no se ve decisión política de hacerlo. Pero debe quedar en claro que estas contrariedades estructurales no se dan en las otras provincias, que ya establecieron cimientos institucionales sólidos para vehiculizar su desarrollo y que la provincia de Jujuy está quedando atrás en su desarrollo institucional lo que trae consecuencias en lo económico y social”.

Cuestiones pendientes en Jujuy

Ante la falta de institucionalidad, “podemos nombrar, entre otras, cinco problemáticas que Jujuy debería resolver y que asentarían las bases para el crecimiento futuro de la provincia”, indicó Aguiar.

El edil sostuvo que al no existir mecanismos claros de distribución de los recursos hacia los municipios, los intendentes son rehenes del ministro de Hacienda (en un sistema clientelar similar al de los bolsones o planes sociales), en la que no existe la real autonomía consagrada por constitución nacional y provincial y que transforma al gobernador de la provincia en único responsable de la falta de recursos para afrontar el pago de sueldo o llevar adelante los servicios. De cambiarse esta variable, cada intendente sería responsable político y administrativo de lo que pasa en el Municipio, como lo establece la ley.

Otro de los puntos destacados por Aguiar fue la falta de existencia de Consejo de la Magistratura, de forma tal de garantizar la independencia y capacidad técnica del máximo órgano de control de la administración pública y la concordancia de la vida ciudadana.

Respecto a la falta de fortalecimiento municipal, el concejal radical señaló que “las municipalidades son organismo que se caracterizan por ser cercanas al vecino, eficientes en la distribución de los recursos y participativas en su forma de distribuir, por eso administran las ciudades. Cuando un gobierno provincial, por razones netamente electoralistas, compite con una gestión municipal, es una clara muestra de priorizar intereses coyunturales por arriba de cimentar la institucionalidad (ministros en los barrios de una ciudad, significa ministros faltando en otros lugares o dedicados a políticas que no son propias), que el Gobierno Provincial maneje discrecionalmente el programa nacional “Más Cerca: Más Municipio, Mejor País, Más Patria” significa que no se desea que los intendentes y Concejos Deliberantes decidan sobre los destinos de las ciudades. Por dar ejemplos concretos de políticas de fortalecimiento a los municipios, el gobierno de Salta del FPV, por decreto, destinó el 100% de los recursos del fondo solidario de la soja a los Municipios, sin miedos mezquinos a que esto le cueste votos, porque lo que la ley manda es fortalecer los municipios”.

Aguiar precisó que en torno a la “falta de respeto hacia las mayorías silenciosas”, en la provincia de Jujuy, “cualquier grupo de persona cree que tiene el derecho, en el marco del ejercicio del derecho constitucional de peticionar, a perjudicar, molestar y últimamente, ejercer violencia sobre las mayorías. Minorías ruidosas que se adjudican la representación del conjunto ponen en jaque, la vida, la integridad física y el patrimonio de mayorías silenciosas que esperan que el Estado, único garante de la convivencia social haga valer sus derechos. Esto tampoco ocurre en Jujuy”, agregó.

Finalmente, sobre el denunciado “intento de reinstalar la Ley de lemas”, Aguiar señaló que “como si institucionalmente estaríamos bien, se intenta reinstalar una Ley que tiene reparos técnicos de todos lados (en Uruguay se decía que con la Ley de Lemas el voto es tan secreto que ni uno sabe por quién vota), tuvo una aplicación práctica nefasta en la provincia, con una debacle institucional sin precedentes durante su vigencia. Resolver la interna partidaria, con normas de este tipo es de una mirada simplista y coyuntural que busca el beneficio particular por ante el bienestar general”.