Solicitada UCR

Solicitada

Garrafa social

El Gobierno de Jujuy
Es el responsable del GRAN FRAUDE a los más necesitados.

El Gobierno Nacional estableció un sistema de subsidios al gas en garrafa para asegurar la provisión a los sectores de menores recursos, fijando como precios de las garrafas las sumas de $16 para las de 10 kg, $20 las de 12 kg y $25 las de 15 kg. A partir del año 2008 la responsabilidad por la ejecución del programa estuvo a cargo del Gobierno de Jujuy.
El gobierno tenía que garantizar que las garrafas se vendieran a esos precios. Así lo establecía la Ley 26020, su Decreto Reglamentario 1539/2008 (Art. 5°) y las resoluciones de la Secretaría de Energía.

TODAS las garrafas que se comercializaran tenían que serlo a esos precios.

Y no podían faltar garrafas. Las cantidades que recibió Jujuy fueron suficientes para abastecer a todos los usuarios.

Según informó el ex Secretario de Energía Camerón, a Jujuy llegaron alrededor de 70.000 garrafas subsidiadas por mes y se distribuyeron a los precios fijados alrededor de 5.000, de lo que resulta que hubo cerca de 65.000 por las que se cobraron sobreprecios.

La misma conclusión surge del último informe del Jefe de Gabinete Capitanich al Senado. Quien señaló que se distribuyó el gas necesario para abastecer el mercado interno y que para determinar las cantidades se tomó en cuenta lo que históricamente necesitaron las empresas fraccionadoras para satisfacer la demanda. También sostuvo que las garrafas de 10, 12 y 15 kgs. son las que consumen los sectores de menores recursos y recordó el Art. 5° del Decreto 1539/2008 que dispone que el “Programa de Consumo Residencial de Gas Licuado de Petróleo” es el que estableció las condiciones para que esos sectores puedan adquirir las garrafas al precio diferencial establecido.

El Gobierno de Jujuy no cumplió y permitió que los especuladores defraudaran a los más necesitados. Pudimos comprobar que, a pesar de hacer largas colas, muchos no accedían a la garrafa o que sólo accedían pagando precios hasta 1000% superiores a los establecidos. En efecto, se cobraron precios por garrafa que iban en general entre los $100 y los $200. También comprobamos que había garrafas que eran distribuidas discrecionalmente, para sectores afines al gobierno, con lo que se favorecía la discriminación y el abuso.
Ante denuncias del Bloque de Diputados de la UCR (y en particular por los diputados Néstor Sanabia y María Reynaga), representantes del Gobierno acusan de estar faltando a la verdad. No informan, sin embargo, las cantidades de gas subsidiado que recibió Jujuy, ni de los procedimientos a través de los cuales se distribuyó, ni las personas que pudieron haber recibido las garrafas, ni de los precios que tuvieron que pagar.

Reclamamos al Gobierno de Jujuy que aporte toda la información para esclarecer las maniobras que se han realizado en contra de los más necesitados, con las complicidades o con las faltas de controles de quienes tenían la obligación de controlar. Fue el propio Gobierno el que no cumplió y permitió que los especuladores defraudaran a las familias de menores ingresos y en ese marco denunciamos el mal manejo y la corrupción en la ejecución del Programa.

Hoy también reclamamos la urgente implementación de procedimientos transparentes para garantizar que el gas subsidiado por la Nación llegue a los precios que corresponde a todos los jujeños que lo necesiten.

BLOQUE DE DIPUTADOS PROVINCIALES UCR