Gimnasia de Jujuy logró su primer triunfo en La Paternal

Gimnasia de Jujuy - Lucas Acosta, Gabriel Martinena y Osvaldo Miranda festejan el segundo gol del Lobo jujeño en el Diego Armando Maradona.

Lucas Acosta, Gabriel Martinena y Osvaldo Miranda festejan el segundo gol del Lobo jujeño en el Diego Armando Maradona.

Jujuy – Gimnasia y Esgrima de Jujuy consiguió su primera victoria en el campeonato al derrotar a Argentinos Juniors por 2 a 0. Sebastián Ereros y Lucas Acosta anotaron para el “Lobo jujeño”. El triunfo, frente a uno de los “cucos” de la zona, abre un futuro esperanzador tras los dos empates que había conseguido el equipo jujeño desde el inicio del torneo. Los jujeños mostraron buen futbol en el Diego Armando Maradona, con el arbitraje de Patricio Loustau.

Gimnasia de Jujuy supo sacar provecho de la promocionada ausencia de la estrella del equipo de La Paternal, Juan Román Riquelme. El enganche, padece una fascitis plantar y un desgarro en el gemelo izquierdo, lesiones que le llevarán, al menos, 15 días más de recuperación.

Durante el primer tiempo, el equipo de Claudio Borghi y los dirigidos por Mario Sciacqua se repartieron equitativamente el dominio de la pelota, pero fue el Lobo jujeño el que logró mayor profundidad en la ofensiva. Aprovechó mejor los contragolpes y fue más claro y veloz para llegar al arco contrario.

Sobre los 19 minutos, a la salida de un lateral desde la derecha del ataque jujeño, Osvaldo Miranda, peinó la pelota desde el borde del área hacia el centro. El balón le picó alto y atrás a Maki Salces que esperaba en la medialuna. El jujeño resolvió la jugada con una magnífica chilena que el arquero Gabbarini logró descolgar del ángulo derecho, ahogando el primer grito de gol del equipo norteño.

El buen funcionamiento del Lobo jujeño se puso de manifiesto nuevamente sobre los 39 minutos, cuando Martinena le ganó un mano a mano a Matías Caruzzo y desde el borde del área chica, cuando ya se le terminaba la cancha, sacó un centro atrás que no pudieron conectar ni Osvaldo Miranda, que entraba por el primer palo, en el borde área chica, ni tampoco Maki Salces, porque Cristian Alvarez logró pellizcar la pelota antes de que el delantero pateara al gol.

La visita tuvo otra chance clarísima con un disparo de media distancia. La jugada arrancó en el círculo central con un balón que interceptó Poclava y rápidamente habilitó a Miranda . El centrodelantero la acomodó para su derecha y sacó un fuerte disparo que rozó en Matías Caruzzo y se estrelló en el travesaño.

Sólo cuatro minutos después, cuando ya el tiempo se agotaba, se hizo justicia en el marcador. En una vertiginosa jugada, Marcos Sánchez cortó un avance por derecha del Bicho, eludió a Cristian Ledesma y adelantó la pelota para Miranda que se había recostado sobre la izquierda del ataque Lobo. Un rápido cambio de frente dejó mal parada a la defensa de Argentinos. Martinena bajó la pelota casi en el borde derecho del área y de taquito le dejó servido a Ereros un mano a mano con Matías Caruzzo. El 10 del Lobo la acomodó y sacó un derechazo cruzado que pasó bajo los pies del defensor, lejos de la estirada de Gabbarini y se metió junto al palo derecho del arquero.

El complemento tuvo un planteo similar. “El Bicho” puso más gente en el ataque, buscando el camino para llegar al empate, pero no sus ataques no generaron peligro en la valla defendida por Ojeda. Recién a los 24, Castillejos le quedó una pelota en el área pero su disparo rebotó en Desvaux. Fue la más clara de Argentinos en todo el partido.

La pelota era toda de Argentinos Juniors, pero Gimnasia frenaba cada uno de los intentos. El equipo de Mario Sciacqua se preparaba para dar el golpe final en el último tramo del encuentro, en una jugada que parecía ensayada, con los protagonistas ubicados en el lugar exacto del escenario que marcó el técnico jujeño.

A los 35 minutos, Lucas Acosta robó una pelota en la raya central y la adelantó para Osvaldo Miranda. El delantero se sacó de encima a Ledesma y pasó a comandar la jugada. Esperó la posición exacta de Martinena por derecha. Mientras tanto Acosta ya pisaba el área grande por izquierda. Miranda abrió por derecha con un pase preciso a Martinena, este se sacó de encima la marca de Matías Caruzzo y sacó un pase letal al centro del área. Pudo haber sido gol de Solís, pero el medio campista lo dejó a Acosta que venía mejor perfilado para meterla en el arco de Gabbarini para sellar el resultado final del partido.

El “Lobo” se llevó tres puntos de gran relevancia de su visita a La Paternal y con la derrota Argentinos Juniors resignó el liderazgo de la Zona A del Nacional B y quedó con cuatro puntos, producto de una victoria y un empate previos. El triunfo le permitió a los jujeños superar al Bicho en la tabla de posiciones y ahora suman cinco unidades.