El Gobierno cancelará deudas por u$s3.000 millones con organismos financieros

El gobierno argentino dispuso la cancelación de los servicios de deuda con organismos financieros internacionales y de deuda externa oficial bilateral correspondientes al presente ejercicio fiscal, por un monto de 3.043 millones de dólares, que se pagarán con reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

“Como contraprestación, el BCRA recibirá instrumentos de deuda emitidos por el Tesoro Nacional consistentes en una o varias Letras intransferibles denominadas en dólares estadounidenses”, a un plazo de 10 años, indicó el decreto 1311 publicado hoy en el Boletín Oficial.

Según el texto del decreto, se destaca que “el Gobierno Nacional, en el marco de sus políticas financieras, está ejecutando un proceso de desendeudamiento externo”, haciendo frente a deudas con organismos financieros internacionales correspondientes a los Ejercicios Fiscales 2010, 2011, 2012 y 2013.

El monto es el doble del dinero que reclaman los holdouts en los Estados Unidos. En este sentido, en los considerandos del decreto se ratifica “que dicha política (usar las reservas del BCRA) se ha revelado eficaz para disminuir los costos de endeudamiento público, en el marco de la autonomía decisoria que caracteriza a la política económica nacional”.

Como contraprestación, la autoridad monetaria presidida por Juan Carlos Fábrega recibirá “instrumentos de deuda emitidos por el Tesoro Nacional consistentes en una o varias Letras intransferibles denominadas en dólares estadounidenses” por el monto referido “a un plazo de 10 años, con amortización íntegra al vencimiento, que devengarán una tasa de interés igual a la que devenguen las reservas internacionales del BCRA para el mismo período y hasta un máximo de la tasa LIBOR anual menos 1 punto porcentual”. “Los intereses se cancelarán semestralmente”, se aclaró.
El decreto lleva las firmas de la presidente Cristina Kirchner, del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y del ministro de Economía, Axel Kicillof. Infoabe.