Vicuñas – Ponderan avances para su aprovechamiento

Vicuñas - María Elina Domínguez.

María Elina Domínguez.

Jujuy – La Secretaría de Gestión Ambiental de Jujuy, ponderó el trabajo conjunto que se está realizando con las comunidades de la Puna y con otras instituciones para la conservación y manejo sustentable de la vicuña.

María Elina Domínguez destacó que la Dirección Provincial de Biodiversidad, dependiente de la secretaría a su cargo, acompañará la realización de una esquila de la vicuña en silvestría, que llevarán a cabo las comunidades del departamento Yavi, y valorizó el trabajo que viene realizando el equipo técnico de esta Dirección, tanto en materia de conservación, en donde vienen complementando tareas con nueve comunidades de Yavi y tres de Salta como así tambien con la Secretaría de Agricultura Familiar de la Nación y el INTA, para poder concretar la esquila en noviembre.

También ponderó el trabajo conjunto con las distintas comunidades de Ciénego Grande; Lagunilla de Pozuelo; Rinconada; Pan de Azúcar; Pozuelos y Carahuasi, con las cuales se iniciará la capacitación para la elaboración del “plan local de conservación y manejo de la vicuña”, programándose además, otras reuniones con las comunidades de San Juan y Oro y Timón Cruz de Santa Catalina.

“La Dirección de Biodiversidad ya realizó la presentación del Plan Provincial de Manejo y Conservación de la Vicuña a una diversidad de comunidades de La Quiaca, Susques, Santa Catalina, Rinconada, Yavi y Cochinoca”, dijo la funcionaria.

Mencionó además que “la Secretaría de Gestión Ambiental está invirtiendo recursos para obtener los elementos necesarios para llevar adelante la captura y esquila de vicuña y apoyar a las comunidades, que concluyan con su Plan de conservación y manejo local, con el préstamo de estos elementos” necesarios para realizar la tarea.

Ante esto, Domínguez remarcó que se está cumpliendo con la Ley Provincial N° 5.634 de “Conservación y Manejo Sustentable de la Vicuña”, la cual se adecúa al espíritu del Convenio Internacional de la Vicuña, al cual el país adhirió mediante la Ley Nacional Nº 23.582; y la provincia de Jujuy, al igual que Catamarca, ya se encuentra en CITES II (Comercio Internacional de Tráfico y de Especies en Silvestría), que permite el comercio regulado de la fibra de la vicuña.

“Esta ley provincial, que ya fue reglamentada, prevé la esquila de la fibra en animal vivo, por parte de los productores, entendiéndose como tales a los pobladores andinos con residencia en la Puna Jujeña, que estuvieran autorizados por la Secretaría de Gestión Ambiental, y garantiza no sólo la conservación sino el manejo sostenible de la vicuña”, expresó la funcionaria.

“En este sentido -aseguró- se fue trabajando con las distintas áreas de la ‘Mesa Vicuñera’, en la búsqueda de la cadena de comercialización, el control de la caza furtiva, etc., cuyos resultados ya están a la vista con el secuestro de los 94 cueros de vicuñas realizados por la Gendarmería Nacional”.

“La Secretaría de Gestión Ambiental va a seguir atentamente este caso y de ninguna manera alentaremos la caza furtiva de animales, por ello vamos a cumplir con lo que establecen las leyes nacionales y provinciales, en las cuales esto está penado, ya que incumplen con la Ley Nacional Nº 22.421 “Ley de Fauna”, de orden público, en sus artículos Nº 1, 25, 26 y 27, y su decreto reglamentario 656, donde en el artículo 50 establece el destino de los decomisos, y si se trata de especies protegidas deberá darse cumplimiento al art. 52 que establece su destrucción”, agregó.

La ingeniera Domínguez dijo que la venta de estos cueros “no sólo viola leyes provinciales y nacionales sino también internacionales, como ser el Convenio Internacional de la Vicuña en sus artículos Nº 1 y 2. También infringe la normativa provincial ´Ley Provincial Nº 3014 de Caza´, que declara a la Vicuña especie protegida, prohíbe su caza en forma absoluta, la comercialización, tránsito o manufactura de sus lanas, cueros o cuales quiera de sus despojos o productos, provenientes de la caza, aún cuando tengan origen o procedan de otras provincias o estados americanos, que declararon su protección”.

Cabe resaltar que diversas comunidades originarias pidieron que se cumpla con las leyes vigentes, para no alentar a la caza y el tráfico ilegal.

Finalmente Domínguez ponderó la “marcada voluntad por parte de la mayoría de las comunidades de Jujuy en hacer un trabajo de conservación y manejo sustentable de la vicuña”.