La Iglesia expresó su preocupación por la inestabilidad laboral y el cierre de fábricas

Miembros de la Conferencia Episcopal Argentina al hacer los anuncios.

La Conferencia Episcopal Argentina advirtió además por los altos niveles de inseguridad y las adicciones. Durante la reunión de la Comisión Permanente los obispos también abordaron el conflicto en Medio Oriente.

La Conferencia Episcopal Argentina expresó su preocupación por la inestabilidad laboral creciente, producida por las suspensiones de personal y los cierres de fábricas, y advirtió por los altos niveles de inseguridad y adicciones en el país.

“Preocupa a los obispos la inestabilidad laboral creciente que se manifiesta en despidos, suspensiones y el cierre de fábricas”, advirtió el vocero del Episcopado, el sacerdote Jorge Oesterheld. El portavoz eclesiástico también consideró que son “inquietantes los altos niveles de inseguridad y adicción a las drogas”.

Los obispos, encabezados por monseñor Arancedo, iniciaron tres días de deliberaciones, en la sede episcopal del barrio porteño de Retiro, con un intercambio pastoral en el que se hicieron eco de los reiterados llamados del papa Francisco a la paz en Medio Oriente, sobre todo el conflicto en la Franja de Gaza y la persecución a los cristianos en Irak, y dialogaron sobre la actualidad nacional.

Oesterheld también se refirió al anuncio del ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia, de disponer de un equipo sanitario móvil para llevar a las localidades donde los médicos se oponen a las intervenciones en casos no punibles: “Es muy grave porque atenta contra el derecho a la objeción de conciencia”.

Por otro lado, en el intercambio pastoral también evaluarán el trienio 2012-2014 según las orientaciones pastorales y el próximo Sínodo Extraordinario de la Familia, que se celebrará en octubre en el Vaticano. Infobae.