Reeligieron al directorio de la SUSEPU

Diputados de Unidos y Organizados colocaron en sus bancas banderas whipala, símbolo del Estado Plurinacional de Bolivia con el que se identifican algunos grupos indigenistas. Fue para pedir que “no se politice” a la Pachamama.

Con el voto del bloque Justicialista, del Radicalismo y del Frente Primero Jujuy, la Legislatura en una sesión especial realizada ayer reeligió a los miembros del directorio de la SUSEPU, Héctor Rodríguez Francile, Mario Pizarro y Juan José Izquierdo. Unidos y Organizados e Isolda Calsina votaron en contra.

El tratamiento de las reelecciones en la Superintendencia de Servicios Públicos y otras Concesiones –SUSEPU- fue motivo de un atemperado debate en la sesión especial realizada ayer en la Legislatura.

El diputado Daniel Almirón reiteró con tono pausado los argumentos sostenidos por la bancada oficialista, según los cuales el organismo que controla a las empresas de servicios públicos debe ser conducido por funcionarios con compromiso político y no técnicos que, según Almirón, terminarían entregándose a los intereses de las empresas, familiares o amigos.

Desde la UCR, Carlos Oheler aseguró que los actuales miembros del directorio no han tenido un mal desempeño por lo que corresponde ratificarlos en el cargo y reconoció que las reelecciones fueron fruto de un acuerdo con el bloque justicialista. Coincidiendo con el criterio del PJ, el radical afirmó que “es la política la que se tiene que hacer responsable”. Respondiendo a acusaciones de la bancada de Milagro Sala, Oheler sostuvo que Unidos y Organizados ganó escaños en la Legislatura utilizando descaradamente los millonarios dineros que manda el Estado nacional para asistir a los carenciados.

El diputado Germán Noro fundamentó el voto negativo de Unidos y Organizados, señalando que “muchos vecinos critican” el desempeño de la SUSEPU y no sin ironía se preguntó por qué los miembros del directorio no se presentaron ante la Cámara para dar explicaciones sobre la gestión. Noro denunció como falta de coherencia que “se critican las reelecciones pero reelegimos”.

También la diputada Isolda Calsina (LyDER) votó en contra de las reelecciones al afirmar que un organismo como la SUSEPU debería ser gestionado por profesionales independientes de la política y con la idoneidad que exige la Constitución provincial.

Al comenzar el tratamiento de los acuerdos para los funcionarios de la SUSEPU, Almirón protagonizó un picoteo con el presidente Guillermo Jenefes, a quien le reclamó no le hubiera dado la palabra en primer lugar como le correspondía por ser el miembro informante. Pero a cartón seguido lo disculpó por el error: “Lo cortés no quita lo valiente”, le señaló.