Holdouts: el Gobierno niega impacto sobre la economía y la oposición habla de una mayor recesión

Desde Economía minimizaron el cobro de seguros contra defaults al no alcanzar un acuerdo con los holdouts y dijeron que insistirán en pedir la remoción de Daniel Pollack como mediador. La oposición reclamó por el manejo del conflicto y pidió poner un punto final.

 

Del lado oficial, el secretario de Política Económica, Emmanuel Álvarez Agis, minimizó el cobro de seguros contra defaults al asegurar que no tiene “ningún efecto concreto sobre la economía”.

Desde la oposición, el jefe de gobierno porteño Mauricio Macri, y el diputado socialista Hermes Binner alertaron sobre una profundización de la recesión y el impacto sobre el empleo.

A su vez, el juez de la Corte Suprema Raúl Zaffaroni reclamó “reformar la ley y declarar imprescriptible” los delitos económicos que “comprometan sustancialmente la economía nacional” y sostuvo que el Gobierno debería “explorar la posibilidad de demandar a los fondos buitre”.

Tras el fracaso de la negociación con los holdouts y el incumplimiento de cobro a los bonistas regulares, Álvarez Agis dijo el Gobierno insistirá en pedir la remoción del abogado Daniel Pollack como mediador en el litigio porque “se está poniendo la camiseta de los buitres”.

Consultado en radio Nacional Rock sobre si el juez Thomas Griesa no desechó ya la posibilidad de remover a Pollack, el funcionario explicó: “Lo ha dicho de manera oral porque nuestros abogados lo han pedido en una audiencia de manera oral” pero “nosotros ahora vamos a hacer la presentación formal y veremos que contesta”.

El funcionario también minimizó el cobro de seguros contra defaults al asegurar que no tiene “ningún efecto concreto sobre la economía”.

“Este tipo de seguros de default que se disparan no tienen ningún efecto concreto sobre la economía argentina, porque ese es un mercado de apuesta, o sea Argentina no paga nada porque alguien declare que está en default selectivo, no selectivo, chiquitito, grande, esas son apuestas entre privados”, afirmó.

Alvarez Agis ratificó que el gobierno sigue “trabajando para solucionar este conflicto” pero enfatizo que “la gente tiene que estar muy tranquila que en la vida cotidiana esto no tiene ningún efecto directo”.

“Gracias al modelo que se ha venido implementando desde 2003, Argentina ha estado desenganchada de los mercados financieros internacionales con lo cual su crecimiento no ha dependido de tomar crédito en el exterior”, destacó.

En contraposición, Macri cuestionó que en siete años el gobierno no haya solucionado el litigio, y planteó que “el gobierno tiene que resolverlo porque claramente va en contra de la actividad económica de la Argentina, que es el empleo de la gente”.

“La Presidente sabe que tiene un problema y lo tiene que resolver porque (el problema) ayuda a que haya más recesión, no menos recesión”, sostuvo.

También Binner cuestionó el desempeño de la Casa Rosada en el manejo del conflicto con los fondos buitres al señalar que hubo “inoperancia”, reclamó al gobierno “abrir el diálogo para buscar una solución”, y alertó que “esta crisis se está llevando muchos puestos de trabajos formal”.

Consultado sobre la posición del Frente Amplio Unen, sostuvo que “es necesario negociar porque no podemos llegar a un default ni a lo que plantea Macri (Mauricio) de pagar o pagar”.

Por su parte, Zaffaroni dijo que “habría que explorar la posibilidad de demandar a los fondos buitre”. “En principio, parece claro y hay pruebas de que no son adquirentes originarios de bonos, sino que los compraron para interferir o desbaratar negociaciones como medio extorsivo. Esto no será delito, pero en sede civil es una conducta dolosa”, finalizó. Infobae.