Realidades del Justicialismo de Jujuy

 

Como afiliado militante del justicialismo, amparado en los derechos que me otorga la Carta Orgánica del Partido Justicialista (art.10), vengo por estas líneas, a llamar la reflexión a mis compañeros que, con orgullo y sentimiento llevan adelante la acción del peronismo de Evita y Perón, lideres indiscutibles e insuperables del movimiento, de ayer, hoy y para siempre.
En días pasados, hemos recordado con hondo pesar la desaparición de nuestra abanderada de los humildes con distintos actos mayormente con la presencia de militantes que siempre llevan con orgullo, esa distinción moral-política de ser peronista, más si vemos con el respeto y consideración a nuestras compañeras que aún con sus varios años, sin haber pedido nunca nada, siguen participando dentro del Partido Justicialista honrando a una líder como lo fue Evita.

Ahora no es llamativo que, en otra arenga similar a anteriores en estas fechas, el vicepresidente, el compañero Alderete, vuelve a recalcar la ausencia de funcionarios que dicen representar al peronismo y que en realidad, -muchos- son representantes acérrimos del FPV quizás con más admiración por Cámpora con otra esencia, hasta algunos venidos de otros partidos opositores y que hoy gozan de investiduras casi como encontradas en un juego de la perinola, comandada por una “mesa” que siempre estuvo digitada por cuatro o cinco personajes, que dicen, “ya no existe”, pero que al parecer siguen existiendo.

Alderete por el 2010, reclamaba “mayor apertura en la diagramación del proyecto eleccionario que se viene y cuestionó que sean 3 ó 4 los encargados de configurar los nombres que encabezaran el proyecto”. Agregando, “Si la mesa chica sustituyese la organicidad del partido, alquilemos el partido al jardín de infantes del lado sobre 19 de abril” También en otra oportunidad Alderete, se quejó de que “algunos vinieron al partido con chancletas y hoy no se bajan de la cuatro por cuatro”.

Bueno, muchos militantes no dejamos de reconocer la acidez de sus palabras dichas con hombría y justeza bien intencionada, pero también desde el mismo adentro de la conducción del PJ son cómplices de que éstas cosas pasen a la vista de todos los afiliados, como si todos en general fueran tontos. Ahora cual es el resultado electoral. En 2009, perdimos en capital por unos 17 mil votos, curiosamente, donde viven el total de los funcionarios del ejecutivo, legislativo, municipal etc. La derrota fue desastrosa, sumado a esto el rechazo del voto en blanco en ciertos cargos. En el 2011 y 13, nuevamente en capital otra derrota capitalina por unos 30 mil votos con los mismos actores y para colmo con varios repitentes en las listas que la gente viene rechazando incluso varios de los nuestros. La perdida de bancas en lo provincial, municipal, intendencias, com-municipales, es una señal desde 2007 y esto no es por una tontera de los afiliados, sino los efectos de ignorar a prestigiosos militantes para las listas.

Todo esto tiene causas que, entre otras, en la falta de disposición de las mismas autoridades del PJ y su Congreso, de no brindar la apertura para una elección interna cerrada partidaria con padrón propio, para mejorar las candidaturas de las P.A.S.O. Pero también tiene que haber amplio consenso sobre los que se fueron del PJ y hoy integran representaciones en otros partidos y con futuras candidaturas 2015, rompiendo el compromiso que se había sellado por marzo del 2007 cuando aceptaban bregar por la unidad del peronismo cuyos dirigentes se pueden apreciar todavía en distintos archivos periodísticos y fotos donde se mencionan a, Snopek, los Moisés, Martiarena, a los que se suman Daza, Perassi etc., muchos militantes opinan con bastante sabiduría, que, los que se fueron “idos están”. Sería una imprudencia que éstos dirigentes, pretendan hablarnos de “como hacer la unidad del peronismo” y aspiren ser nuestros candidatos del PJ, cuando ellos mismos violaron, operaron integrando oposición en contra de aquel acuerdo de marzo 2007. Duele esto, pero esa es otra realidad actual del peronismo.

Pero la historia del peronismo jujeño también nos dice que en otros 26 de julio, desde el recordado edificio de Independencia y Otero, sabía partir la famosa caravana de antorchas hacia la Iglesia San Francisco con una solemnidad y respeto en las numerosas masas de mujeres peronistas de todos los barrios y del interior que se allegaban al partido, porque estaba presente la Unidad Básica, la que bregaba por las necesidades de los compañeros en todo lo social-vecinal. Hoy esa U.B, está desaparecida y esa culpa es parte de las mismas autoridades del P.J., sino de quien? En los últimos años y en el pasado 26 reciente, en la iglesia citada, salvo unos cuantos compañeros y compañeras estaban presentes. Por el contrario la notoria ausencia de funcionarios, autoridades partidarias y los que dicen representar al PJ, estaban ausentes como contrastando a las épocas del recordado Ing. Carlos Snopek.

El acto de las oraciones religiosas por el alma de Evita es algo que los peronistas llevan muy adentro, porque seguramente desde su lugar seguirá rogando para que el destino de nuestros compatriotas no sea tan sufrido por los errores políticos que se sucedieron luego de años de su partida. ¿Será que se está acercando la hora de los trabajadores, los vecinos, los profesionales, la juventud, todos unidos para triunfar, alejados del egoísmo y nepotismo político?

Además, si Evita viviera, seguiría siendo una revolucionaria inclinada siempre hacia los humildes, los trabajadores, las madres sin amparo, los ancianos, los niños. Una revolucionaria de la Justicia Social. Evita, no sería revolucionaria ni de izquierda ni de derecha, sería solo peronista. Por eso dijo en su libro La Razón de mi vida “Si, soy fanáticamente peronista” .

Jorge Abraham Casiva.DNI.7289506-Afilado al Part.Just.-ExConcejal del PJ.