Siniestros viales: la CNRT le tira la pelota a las provincias

Ariel Franetovich, titular de la CNRT.

El titular de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT), Ariel Franetovich, advirtió que no alcanzarán los esfuerzos que se están realizando desde el organismo “si todas y cada unas de las provincias, a través de sus respectivas secretarias de transporte, no redoblan sus esfuerzos en la fiscalización y control en los servicios de transporte de pasajeros”.
“Desde la CNRT hemos incrementado en un 200 por ciento las fiscalizaciones, y especialmente, las retenciones de micros, tanto por falta de descanso de choferes como por irregularidades en las condiciones técnicas de los vehículos”, aseguró.

“Lamentablemente, accidentes como el ocurrido en la ruta Nacional Nº 2, en la localidad de Dolores, que causó la muerte de dos choferes y un pasajero, pueden volver a ocurrir si cada jurisdicción no asume con mayor compromiso la responsabilidad de controlar a las empresas y garantizar la seguridad de los pasajeros y choferes. Es un deber de cada uno de los actores del trasporte, como lo hicimos y lo estamos haciendo desde la CNRT”, dijo Franetovich.

“Asimismo –añadió- es importante que cada provincia incorpore en la cadena de responsabilidad penal a los empresarios, que disponen como conductores a choferes sin las correspondientes horas de descanso, o micros en servicio, sin las condiciones legales correspondientes”.

“En ese sentido, desde la CNRT hemos notificado a cada apoderado de las empresas de trasporte automotor de pasajeros sobre las faltas más recurrentes que vienen cometiendo en materia de seguridad, y haciéndolos responsables penalmente por los daños que pudieran ocasionar, además de las responsabilidades administrativas y civiles que corresponde”, señaló para indicar que estas resoluciones pueden verse en la página www.cnrt.gov.ar

“Advertimos e instamos a las provincias a redoblar los esfuerzos, incrementar los operativos y evaluar la efectividad los mismos”, sostuvo.

Luego manifestó que “no estábamos equivocados cuando decidimos incrementar y endurecer los operativos, a pesar de los inconvenientes que se fueron y se irán presentando. Como el caso del conflicto con la UTA en Mar del Plata, en que por una involuntaria interpretación del momento respecto de nuestras intenciones, el día 4 de enero se generó un paro adjudicando un exceso de control por parte de la CNRT, cuando en realidad no era contra la fuente de trabajo, sino contra las faltas e infracciones relacionadas a la seguridad, especialmente la falta de descanso”.

“De la misma manera el viernes 25 de enero, en otro operativo especial en la terminal de micros de la ciudad de Bariloche se realizó un paro empresarial de la misma manera aludiendo exceso de control. Creemos que estos ‘excesos’ de control tienen que ser la constante, y deberían ser en forma permanente y habitual en cada jurisdicción provincial”, concluyó.