Elevan a juicio la causa por la tragedia de Once

El juez federal Claudio Bonadio dio ayer por clausurada la etapa de investigación de la tragedia de Once y abrió el proceso que desembocará en el corto plazo en el juicio oral y público por “estrago culposo seguido de muerte” de 51 personas y “defraudación en perjuicio de la administración pública”.

Tal como se lo indicó la sala de feria de la Cámara Federal la semana pasada, al urgirle que acelerara los tiempos hacia la etapa oral, Bonadío resolvió ayery que la etapa de instrucción está terminada, y dispuso pedirle al fiscal Federico Delgado y a las cuatro cabezas de querella que formulen la acusación.

Ahora se abre una etapa procesal compleja aunque relativamente corta, en la que fiscalía y querellas dispondrán de plazos sucesivos de seis días hábiles para precisar las acusaciones contra cada uno de los imputados.

Luego de ello será el turno de las defensas, quienes podrán oponerse o consentir la elevación de la causa a la instancia oral, e incluso podrían intentar una apelación ante la Cámara Federal de Casación Penal, aunque con escasas probabilidades de éxito.

La semana pasada, los jueces Horacio Cattani, Martín Irurzun y Eduardo Farah quitaron la figura de la “asociación ilícita” y precisaron que lo ocurrido el 22 de febrero del año pasado fue un “estrago culposo” en el que se concatenaron responsabilidades de los empresarios, el conductor de la formación y los funcionarios públicos para causar la muerte de 51 personas y heridas a otras 800.

El fallo recomendó la rápida elevación de la causa a la etapa oral y público, y ese es el camino que hoy comenzó a recorrer el juez Bonadio.

Los imputados, entre quienes figuran los ex secretarios de Transporte Juan Pablo Schiavi y Ricardo Jaime; el motorman Marcos Antonio Córdoba y los hermanos Cirigliano, como responsables de la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA) corren riesgo de ser condenados a penas de más de diez años de cárcel. (DyN)