Se levantó el paro de micros de larga distancia

Terminal de Jujuy.

Intervino el Gobierno y frenó la medida de fuerza. Hoy seguirán las charlas. El gremio reclama un plus salarial de 380 pesos y fracasaron las negociaciones con las cámaras empresariales.

El paro de micros de larga distancia que había decretado la Unión Tranviarios Automotor (UTA) finalmente se suspendió y este viernes representantes del gremio y de las cámaras empresarias volverán a reunirse con la mediación de los Ministerios de Trabajo, y del Interior y Transporte.

El servicio quedó así garantizado para los pasajeros y, según informaron fuentes del Gobierno y de la UTA a Noticias Argentinas, este viernes a las 10:00 volverán a reunirse las partes en la sede de la cartera laboral.

El titular de la UTA, Roberto Fernández, dijo a NA que “como un gesto de buena voluntad decidimos suspender el paro y esperamos que las empresas acepten abonar la diferencia de 90 pesos por viaje correspondiente al viático de diciembre, lo cual no han querido hacer hasta ahora”.

Fernández recordó que el gobierno autorizó dos aumentos tarifarios para los viajes de larga distancia, que representaron un ajuste total del 15 por ciento.

“Las empresas pretenden quedarse con el dinero de diciembre que le corresponde a los 22.000 choferes en concepto de viático, y por eso nuestro reclamo”, dijo Fernández.

El gremio de los choferes de micros de larga distancia había lanzado un sorpresivo paro en todo el país, que amenazaba con trastornar los viajes programados de miles de personas, la mayoría a la costa atlántica. El Gobierno tomó intervención y convenció a las partes de sentarse a negociar de nuevo.

La medida de fuerza fue lanzada justo en un momento en que las empresas de micros de larga distancia se encuentran trabajando al máximo por las vacaciones y a pocos días del primer recambio turístico del año.

El paro podría haber dejado varados a miles de turistas que ya tienen pasajes para viajar a distintas partes del país para iniciar el período de descanso, especialmente a las ciudades de la costa atlántica.

Fernández había señalado que “la actitud empresaria de negarle el viático a los conductores de larga distancia es un verdadero abuso que no estamos en condiciones de soportar”.

Los servicios de micros de larga distancia emplean a cerca de 22 mil trabajaron en todo el país, aunque para esta época del año suele subir la cantidad porque las empresas contratan mas choferes.

La UTA liderada por Fernández es un gremio alineado con la CGT que encabeza el metalúrgico Antonio Caló y que está cercana al Gobierno.

Por ello, Fernández dijo esperar que, además de solucionar el tema de los viáticos, también se decida subir el mínimo no imponible de Ganancias, uno de los pedidos de Caló.

También se preguntó “qué podría ocurrir en marzo, cuando se abran las paritarias de suba salarial con retroactividad al primero de enero último”.

“Si por 90 pesos de diferencia en cada viaje las empresas hacen semejante historia, no me quiero imaginar qué podría ocurrir en las paritarias”, le dijo Fernández a NA.

El titular de la UTA reveló que algunas de las cámaras empresarias querían pagar la diferencia en el viático, pero otras se negaron.

El 7 de diciembre pasado, la UTA también había lanzado un paro en los micros de larga distancia por cambios en el sistema de relevos, en una medida que terminó afectando a miles de pasajeros.

En ese momento, la Cámara Empresaria de Larga Distancia (Celadi) explicó que decidió modificar el régimen de relevos para cumplir con las obligaciones legales. (Noticias Argentinas).