Etchevehere destacó la cautelar y criticó los dichos de alak

Luis Etchevehere.

El titular de la Sociedad Rural (SRA), Luis Etchevehere, celebró hoy la medida cautelar de la Cámara Civil y Comercial Federal, al afirmar que confiaba en los “argumentos” que planteó la entidad contra el traspaso del predio de Palermo y repudió las declaraciones del ministro de Justicia, Julio Alak.

Etchevehere afirmó que “es medio contradictorio” el planteo del ministro porque “la misma Cámara, el mismo día le habilitó la feria al Gobierno” para avanzar con el tratamiento judicial de la Ley de Medios y le “dio un beneficio”.

Alak había considerado que la cautelar a favor de la SRA por el predio ferial de Palermo es “arbitraria” y denunció que es “otro caso de forum shopping”, en referencia a una presunta manipulación para la elección de jueces.

Al respecto, el titular de la entidad agropecuaria resaltó que se hicieron las presentaciones “en el fuero que correspondía”, y que la nueva resolución fue tomada por la SRA “con serenidad” porque confiaban en “los fundamentos de la presentación”.

“Esperábamos que esta cautelar fuera otorgada por la inminencia del daño”, manifestó el dirigente en declaraciones a Radio El Mundo.

Por otro lado, explicó que la cuestionada venta del predio de Palermo que se hizo en 1991 por un valor de 30 millones de dólares se realizó a ese precio “por las importantes limitaciones al dominio que tiene la Sociedad Rural sobre ese bien.

“No se pueden hacer edificios, ni oficinas, ni lotear ni vender”, especificó.

Además, señaló que en 1991 el Gobierno nacional le dijo a la SRA que tenía que construir “un moderno centro de exposiciones y congresos, que llevó una inversión de 100 millones de dólares, un cargo que está absolutamente cumplido”.

Etchevehere también citó que “el otro argumento falso para fundamentar su decreto fue que había procesados en un juicio penal que empezó en 2010” pero que, según advirtió, “el procesamiento no está firme y mucho menos hay sentencia”.

“El Gobierno fundó el decreto en un juicio que no ha terminado y no hay sentencia firme, por lo que los dos argumentos son absolutamente débiles y endebles”, concluyó.

Fuente: Noticias Argentinas