Con reparos al sistema de selección de jueces, Diputados aprobó pliegos de diez funcionarios

Diputados votan uno de los diez pedidos de acuerdos para funcionarios judiciales, en la sesión especial de ayer

Durante una sesión especial en la que las ponderaciones a los candidatos se conjugaron con los cuestionamientos de siempre al sistema de selección de jueces, fueron aprobados los pliegos de diez abogados propuestos por el Poder Ejecutivo para ocupar cargos en el Poder Judicial.

Los acuerdos tuvieron luz verde con el apoyo de todos los bloques de la Cámara, a excepción de la diputada Isolda Calsina (Lyder) y el justicialista Marcelo Abraham, quien no votó por ninguno de los candidatos, sin explicar sus motivos.

Los funcionarios que obtuvieron el acuerdo son María del Rosario Hinojo como jueza de menores, Silvia Yécora de Mengual como jueza de Primera Instancia en lo Civil y Comercial, Gastón Mercau como defensor; Alejandro Domínguez como juez del Tribunal del Trabajo; Mario Ríos como agente fiscal de Juzgado de Menores; María Julia Garay como defensora; Aldo Hernán Lozano como agente fiscal; Agustín Ontiveros como juez del Tribunal de Trabajo; Ricardo Sebastián Cabana como juez de Primera Instancia en lo Civil y Comercial y Lis Marcela Valdecantos Bernal como juez de Primera Instancia en lo Civil y Comercial.

Al comenzar el trámite, el presidente de la Comisión de Asuntos Institucionales, Julio Frías (PJ), explicó que la entrevista con los candidatos a ocupar los cargos se realizó el lunes y martes pasados, con la presencia de los presidentes del Colegio de Abogados y Magistrados y de legisladores de otras comisiones. Agregó que los despachos fueron suscriptos por todos los miembros de Asuntos Institucionales, excepto Carolina Moisés que no pudo llegar a las reuniones por un corte de ruta, e Isolda Calsina quien anticipó el voto negativo en concordancia con la postura del partido Lyder respecto de la forma de selección de los jueces.

Por su parte, el diputado Oscar Agustín Perasi (FPJ) recordó que el procedimiento para la selección de jueces está contemplado en la Constitución provincial, empezando por el envío de las ternas elaboradas por el Superior Tribunal al gobernador, la elección de un postulante por el Poder Ejecutivo y la remisión del pedido de acuerdo a la Legislatura, donde se realizan entrevistas con los candidatos “para poder evaluarlos con alguna precisión” para luego bajar los respectivos despachos al recinto. “Eso se cumplió acabadamente y los pliegos sabemos que siempre reflejan acuerdos políticos entre algunas fuerzas políticas, lo que está dentro de las reglas de juego de la democracia y de un sistema como éste”, reconoció. Perassi ponderó a los candidatos y afirmó que “algunas presencias nos enriquecen por su experiencia, sobre todos aquellos que ya están desde hace años en el Poder Judicial”, destacando que no había razones para no otorgarles el acuerdo a todos los propuestos.

El radical Carlos Oehler, por su parte, anunció el voto favorable pero destacó que la UCR “plantea desde hace muchos años, en distintos ámbitos y en concretos proyectos, la modificación del sistema de designación de jueces”, para lo cual no es necesaria la reforma de la Constitución. “Se pueden introducir normas complementarias de concursos, filtros, hacer una contribución para abrir un poco el juego a los ciudadanos, a los abogados de la matrícula que por su conocimiento pueden hacer un aporte altamente positivo”, explicó.

En tanto, la diputada peronista Carolina Moisés dijo no tener observaciones en particular sobre los nominados, no obstante lo cual estimó que el actual mecanismo de selección no es el mejor y ha quedado “desactualizado totalmente”. La legisladora señaló que el sistema puede haber servido en alguna etapa pero “está agotado desde hace mucho y deberíamos buscar, junto con el Poder Judicial, una forma de designación que sea mucho más transparente, que busque mucho más la calificación, la carrera, un mecanismo más transparente y acorde a las necesidades que tiene el Poder Judicial”. Más adelante, reconoció que en los últimos años se han dado mejoras, como la construcción de la sede judicial de San Pedro y la designación de personal para mejorar los servicios que presta ese organismo, “pero es una deuda pendiente que podamos mejorar el Poder Judicial a través de otro mecanismo de designación de jueces”, insistió.

Miguel Morales aludió al caso del abogado Gastón Mercau, a quien se le negó el acuerdo como agente fiscal en 2011 peor volvió a ser propuesto como defensor. Tras mencionar que hubo un “cambio de opinión”, dio a entender que iba a votar por disciplina partidaria al expresar que “si hemos decidido acompañar un proyecto político, debemos acompañar las propuestas que se hagan”. Luego de afirmar que “me parece muy bien” que un hombre del Radicalismo vaya a la justicia, en referencia a Alejandro Domínguez que ocupaba una vocalía en la Susepu, ponderó la honorabilidad y juventud de los postulados: “es gente joven que se incorpora a la justicia, algunos de apellidos caracterizados, que nos llevará a que no pase lo que pasó en Tucumán o lo que pasa con la Ley de Medios”, arriesgó.

Isolda Calsina (Lyder), quien votó en forma negativa los pedidos de acuerdo, manifestó que la postura de su partido ha sido que “con independencia del actual texto constitucional, resulta necesario democratizar el acceso a la justicia y esta posición no tiene relación ni con la persona ni con las capacidades de los candidatos postulados en esta instancia”. La legisladora aclaró que se trata de un “gesto político que llama la atención acerca de la necesidad de modernizar este sistema que tenemos” y remarcó como un acierto la autolimitación de facultades que hizo el ex presidente Néstor Kirchner al establecer “un mecanismo más transparente a través del cual se coloca a consideración de toda la sociedad argentina los nombres de los postulados a ocupar cargos en la Justicia”. Calsina advirtió que aquella decisión ha servido para que los actuales miembros de la Corte hayan sido puestos a consideración de la sociedad argentina, recibiendo aprobaciones y rechazos, previamente a ser tratados sus pliegos en el Senado y opinó que en el caso de Jujuy, el Superior Tribunal podría autolimitarse y organizar un concurso previo. “Toda la sociedad nos está demandando democratizar el acceso a la justicia para que cualquier persona que tenga las condiciones y calidades pueda postularse, ingrese a una lista y tener un trato igualitario y demostrar su idoneidad para el cargo al que aspira”, sostuvo.

La situación de parentesco de los postulados con algunos funcionarios de la Legislatura no fue aludida en el debate. El diputado Javier Hinojo (PJ) se retiró del recinto cuando se votaron los pliegos, entre ellos, el de su hermana María del Rosario, designada jueza de Menores y se supo que la abogada Lis Marcela Valdecantos Bernal, nombrada jueza de Primera Instancia en lo Civil y Comercial es hija de Sergio Valdecantos, asesor de la presidencia de la Legislatura.

One Response to Con reparos al sistema de selección de jueces, Diputados aprobó pliegos de diez funcionarios

  1. OMAR

    Son todos los mismos no vale la pena siempre los mismos acomodados