Moyano suma apoyo radical para marchar contra el Gobierno

Hugo Moyano junto a Ricardo Alfonsín y Miguel Giubergia, entre otros.

Lo anunció Ricardo Alfonsín luego de haberse reunido con el titular de la CGT opositora en la sede de Azopardo. “El conjunto de los trabajadores paga muy por encima de su capacidad contributiva”, dijo el diputado.

El titular de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, logró sumar este lunes a la Unión Cívica Radical a la movilización del miércoles próximo a Plaza de Mayo, que incluye a otras ramas del sindicalismo opositor como la CTA de Pablo Micheli y la CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo.

El anuncio corrió por cuenta del diputado Ricardo Alfonsín, luego de haber mantenido una reunión con Moyano por la mañana en la sede de la CGT, junto a otros dirigentes de ambos sectores. El ex candidato presidencial indicó que no quieren aprovechar un reclamo que es general de la sociedad y exige “justicia social”, pero adelantó que convocarán a todos sus afiliados a marchar junto a las centrales gremiales.

“Además de decirle que vamos a participar de la marcha estuvimos discutiendo acerca de coincidencias que tenemos sobre cuestiones puntuales, como el mínimo no imponible. El conjunto de los trabajadores paga muy por encima de su capacidad contributiva”, señaló Alfonsín a la prensa al retirarse del edificio de la calle Azopardo.

A dos días de lo que promete ser una multitudinaria marcha, Moyano también se reunió con Micheli y con el titular de la Federación Agraria (FAA), Eduardo Buzzi, para ultimar detalles de la organización de la marcha y luego brindó una conferencia de prensa junto a ambos, en la sede de la central, donde dio más novedades de la convocatoria.

“Hemos recibido el apoyo del radicalismo, hoy se hizo presente, con la organización de trabajadores radicales. Hemos recibido el apoyo también del peronismo federal, de gente del conurbano que ha decidido participar de esta marcha, que la ve como una expresión del pueblo”, remarcó Moyano en rueda de prensa.

La marcha está pautada a las 17.00 y se espera que el acto se inicie una hora después, en el que habrá tres oradores: la dirigente de la CTA Lilia Mesa, en representación de los jubilados, luego Micheli y por último Moyano. La protesta tendrá tres columnas: una se acercará a la Plaza de Mayo por Diagonal Norte (los afiliados de la CTA); otra transitará por Avenida de Mayo (la CGT Azul y Blanca); y una tercera se movilizará desde Diagonal Sur (la CGT Azopardo).

Moyano evitó arriesgar una cifra de trabajadores que desembarcará en la tradicional plaza porteña pero, en tono irónico, advirtió que concurrirá “el triple de lo que diga el Gobierno”. Además reconoció que existieron contactos con los convocantes a la protesta del 8N, que llevó a una multitud de ciudadanos de clase media al Obelisco, con el objetivo de que también adhieran a la marcha.

En ese sentido, aseguró que no para de “recibir adhesiones” a la movilización del miércoles y advirtió que se espera “un día lluviosos según los pronosticadores”, pero pidió que “ojalá se equivoquen”.

El camionero volvió a advertir que cualquier incidente que tenga lugar en la marcha será “responsabilidad del Gobierno nacional” y consideró que será una movilización “con alegría, pero también con firmeza en el reclamo”. Como parte de la unidad en acción que los llevó a realizar un paro nacional el pasado 20 de noviembre, las tres centrales opositoras volverán reclamar por la suba del mínimo no imponible de Ganancias, aumentos en las asignaciones familiares y devolución de la deuda con las obras sociales gremiales.

“Cualquier hecho que desnaturalice esta protesta va a ser responsabilidad del gobierno nacional, esto está totalmente claro”, resaltó Moyano, mientras que Micheli agregó: “Vamos a garantizar que no haya ningún inconveniente, para que no intenten enturbiar lo que va a ser una fiesta de movilización, en paz”.

El jefe cegetista agregó que “será una movilización sin paro” por lo que “no va a haber medidas que afecten servicios”, aunque reconoció que “algún inconveniente de tránsito puede haber”.

Por su parte, Micheli señaló que la agenda de reclamos es la misma que la del paro del 20N ya que “ninguna demanda ha sido resuelta e incluso recibimos todo tipo de descalificaciones, incluso de la propia presidenta que nos trató de extorsionadores”. Participaron también de la rueda de prensa los gremialistas Gerónimo “Momo” Venegas, Omar Plaini y Abel Frutos.

También adhirió a la convocatoria la organización macrista La Solano Lima, vinculada al jefe del bloque del PRO en la Legislatura porteña, Cristian Ritondo. “Luego de las movilizaciones masivas del 13S, el 8N y el 20N con contundentes reclamos al gobierno kirchnerista, volvemos a movilizarnos el 19 de diciembre para acompañar al movimiento obrero organizado en su lucha por la justicia social y la vigencia plena del Estado de Derecho”, señaló La Solano Lima.