Proponen modelo de gestión para las fincas El Pongo y Chalicán

Campo de la Finca El Pongo, legado de Plinio Zabala.

El diputado Jorge Rizzotti (UCR) ingresó un proyecto de ley para la creación de un modelo de gestión para la administración de las fincas El Pongo y Chalicán. El legislador sostuvo que “la necesidad de dar cumplimiento a estos legados, la de garantizar el justo aporte al financiamiento de los hospitales Pablo Soria y Arturo Zabala, sumado a las situaciones complejas que actualmente configuran la gestión de las fincas El Pongo y Chalicán, obligan a procurar un plan de desarrollo económico y social, sustentable ecológica y económicamente”.

“La lentitud del oficialismo para sacar de comisiones proyectos superadores para el territorio de las fincas no puede seguir generando complicaciones a la provincia, que las recibió para su beneficio”, expresó Rizzotti, instando a sus pares del PJ al tratamiento y resolución de iniciativas en ese sentido. Sobre el proyecto oficialista en relación a El Pongo que la semana pasada tuvo despacho de la comisión de Economía, el legislador advirtió que se corre riesgo de desguace del legado de Plinio Zabala, cuando el destino de esas tierras debe ser el sustento del hospital de Perico.

El legislador y vice presidente 2º de la Legislatura por la UCR fundamentó su proyecto de ley retomando el objetivo central de estos legados: “que el producto del trabajo de sus fértiles tierras cumpla una función social y una parte se destine al sostén económico de los hospitales Pablo Soria y Arturo Zabala”. También, refrescó que “parte de estas tierras están actualmente arrendadas en situaciones jurídicas que requieren regularizarse y las actividades que se desarrollan restan productividad y eficiencia en desmedro de los hospitales a los que deben beneficiar”.

El proyecto de Rizzotti, quien en diversas oportunidades ha señalado situaciones de falta de transparencia en el manejo de los recursos y la falta de información de las auditorias efectuadas por el Poder Ejecutivo sobre las fincas, establece el modelo de gestión para la administración de las mismas, que estarían a cargo del Consejo de Administración de las Fincas El Pongo y Chalicán y de un Gerente Administrador en cada una de las fincas.

Con la iniciativa, el legislador vuelve a demandar acciones para modificar la actual situación, que calificó de “desgobierno” de las fincas, resultado, entiende él, de proyectos desatendidos durante años.

El proyecto que la semana pasada salió de la comisión de Economía, evaluó, “sigue dando cuenta de que el PJ continúa sin tener un buen plan: se pretende transferir tierras para un parque industrial, lo que no es un proyecto desacertado, aunque no se explica el precio y además implica intermediación, pero sobre todo, se corre el riesgo de desguace de la finca”.

Recordó que en algún momento el ex gobernador Barrionuevo expresó que sentía vergüenza de lo actuado hasta su asunción en las fincas, “pero tras eso no se modificó sustancialmente nada, e incluso hubo pedidos de informe que hicimos y nunca se contestaron, como tampoco hubo apertura del informe de la Auditoría que alguna vez se llevó a cabo”.

“Para superar esta situación, planteamos modificar el sistema de administración; en 2008 dijimos que era necesario un plan estratégico por 10 años y luego seguimos presentando iniciativas; esperemos que de una vez se decida planificar, y que se tenga en cuenta la creación de un Consejo de Administración que pueda aprobar y hacer ejecutar programas de proyección sustentable”, agregó.

En el proyecto de Rizzotti se plantea que el Consejo de Administración de las fincas El Pongo y Chalican tendría por objetivo principal la administración de todos los bienes, derechos y obligaciones que forman parte del patrimonio de las Fincas. Se prevé que esté integrado por tres representantes del Poder Ejecutivo, pertenecientes al Ministerio de la Producción, Ministerio de Salud y Fiscalía de Estado; dos diputados/as provinciales (uno/a en representación del bloque de la oposición que tenga mayor número); un/a representante de la Universidad Nacional de Jujuy; un/a representante de instituciones que nucleen a productores agropecuarios en la provincia de Jujuy; el director del Hospital Arturo Zabala de Ciudad Perico; y el director del Hospital Pablo Soria; siendo ad-honorem los cargos de los miembros de este Consejo, que deberá, a su vez, elegir entre sí la conformación del Directorio.

El Consejo contaría con las atribuciones de ejercer el control y la ejecución del programa de desarrollo productivo propuesto por la gerencia de las Fincas, dirigir el funcionamiento de los establecimientos, preparar su presupuesto, estado de cuenta y balance general, convocar el concurso de oposición y antecedentes del que surgirá la Gerencia de Administración, administrar los servicios de infraestructura existentes en el predio y los que en el futuro puedan constituirse, instalarse o contratarse y aprobar tanto el presupuesto anual de gastos y recursos y los planes de inversión como la Memoria, el balance del ejercicio y cuentas de inversión anuales, que luego de aprobadas deberán ser remitidas a las autoridades u organismos provinciales competentes en un plazo no mayor a 15 días para su conocimiento o efectos legales que correspondan.

La Gerencia de Administración, a su vez, se crearía por esta iniciativa para cada una de las fincas, y se renovaría cada cuatro años. El proyecto establece que estará a cargo de un profesional universitario y será designado por el Poder Ejecutivo Provincial, previo concurso de oposición y antecedentes. Este concurso será evaluado por el Consejo de Administración de las Fincas El Pongo y El Chalicán. En la instancia de oposición -fija el proyecto de Rizzotti- se evaluará como principal condición la propuesta de un programa de desarrollo productivo para las fincas por al menos cuatro años y con proyección sustentable, que deberá presentar cada postulante. Dicho programa productivo deberá desarrollarse durante la gestión conforme la evaluación de avances que realice del programa el Consejo de Administración de las fincas. La Gerencia de Administración tendrá entre sus atribuciones las de ejecutar el programa productivo aprobado, realizar y actualizar el inventario de las fincas, y el control del suelo, sembrados, ganados y de todas las existencias y mejoras que hubiera en las tierras en cuestión.

Así, la iniciativa dispone un redireccionamiento de la administración, anticipando que deberá conformarse en torno a un programa de desarrollo previamente aprobado para las fincas por al menos cuatro años y con proyección sustentable. Todo esto, indicó Rizzotti, en respuesta a “un territorio, como el de finca El Pongo, que actualmente soporta falta de planificación evidente en cuestiones como lagunas cloacales, un matadero que arroja tanto vísceras como sangre al lecho del río sin tratamiento alguno, aserraderos, ripieras que explotan los áridos, construcciones de diversos tipos -como por ejemplo para la explotación de tabacalera-, entre otras irregularidades”.

Para el caso de finca Chalicán, señaló que “parte de estas tierras están actualmente arrendadas a un complejo y diverso grupo de arrendatarios que revisten diferentes situaciones jurídicas que requieren regularizarse”.

“Pretendemos una administración que tenga caminos de transparencia y visión de sustentabilidad para esas tierras, y lograr así beneficios reales que aporten al objetivo para las que le fueron dadas a la provincia”, concluyó el diputado.