El lobo se quedó sin invicto en Jujuy

Un instante del partido en el que Gimnasia de Jujuy perdió el invicto de local.

Jujuy – El “Lobo” perdió anoche tres a dos a manos de Instituto de Córdoba, quien le cortó una racha positiva de nueve fechas sin perder en Jujuy. El equipo de Mario Gómez jugó mal y pagó caro sus errores.

No hubo sonrisas ni bromas. La salida de la cancha, a diferencia de las últimas nueve presentaciones, fue diferente. El silencio que reinaba tenía un motivo: Gimnasia acababa de perder -merecidamente- ante Instituto de Córdoba por tres a dos. Anoche el equipo jujeño perdió su invicto como local y dejó pasar una gran chance de seguir sumando puntos para zafar del temido descenso, algo que implicaría al mismo tiempo acomodarse en el lote de arriba.

El tema que durante la semana preocupó fue el cansancio. Pero igual hubo errores infantiles que terminaron en los tres goles visitantes, mientras que los cambios no fueron acertados y el visitante supo aprovecharlo. El partido desde el principio fue ampliamente dominado por el equipo cordobés pero igual no sabía qué hacer con la pelota. La primera llegada del juego fue una guapeada de Sergio Vittor quien remató desde más de 30 metros, el disparo se fue por encima del travesaño defendido por Julio Chiarini.

Unos minutos más tarde Javier Velázquez logró escapar de su marca y le pegó al arco, el remate fue atajado por el golero local evitando la caída de su valla.

El gol visitante llegó a los 35 minutos del primer tiempo con un gran ataque del “9” visitante quien entró por el medio de los centrales y en el afán de despejar Luis Maldonado la embocó en contra, el partido se ponía cuesta arriba para los jujeños, algo que no pasó nunca en el torneo.

Con el ingreso de Marcelo Bergese el técnico Mario Gómez buscó ser más ofensivo, lo logró al minuto de juego cuando un error del arquero visitante le dejó servida la pelota a Miguel Fernández para que definiera por encima y marcara el empate. Diez minutos más tarde un gran desborde del lateral César González terminó en centro que cabeceó Claudio Fileppi por atrás de todos dando vuelta el resultado y salvando hasta ahí el invicto de local. Pero los cambios posteriores cambiaron todo y tras un desborde tomó la pelota Pablo Burzio. Desde el borde del área le pegó, cayéndose, y la clavó en un ángulo. Llegando a los cuarenta minutos una gran pared entre el recién ingresado Maxi Barreiro y Javier Velázquez hilvanaron una gran jugada que culminó con Barreiro definiendo por encima de los centrales. Un golazo.

Gimnasia pudo remontar el partido pero después de pasar a ganarlo no supo cerrarlo y cometió varios errores que terminaron en goles visitantes. El técnico le pasó factura a la seguidilla de partidos pero igual si se ganaba no se hablaba nada, los errores hay que corregirlos y ahora se tiene que ir a buscar sumar de visitante la próxima fecha contra Aldosivi.

Gimnasia de Jujuy – 2: Lucas Hoyos (4); César González (5), Luís Maldonado (5), Jossimar Mosquera (5) y Leandro Benítez (5); Emanuel Urresti (4), Marcelo Guzmán (5), Sergio Vittor (4) y Claudio Fileppi (6); Nicolás Ibáñez (6) y Miguel Fernández (6). DT: Mario Gómez.

Instituto de Córdoba – 3: Julio Chiarini (5); Raúl Damiani (5), Leonardo Sánchez (6), Cristián Báez (4) y Roberto Floris (6); Marcos Aguirre (4), Federico Vismara (8), Christian Bernardi (6) y Pablo Burzio (6); Javier Velázquez (6) y Santiago Biglieri (5). DT: Hernán Darío Franco.

Estadio: 23 de Agosto

Árbitro: Darío Herrera (6)

Goles: PT 35’ Maldonado en contra (I); ST 1’ Fernández (G), 11’ Fileppi (G), 31’ Burzio (I) y 38’ Barreiro (I).

Cambios: ST 00’ Bergese (5) por Urresti (G), 8’ Maximiliano Rodríguez (4) por Fernández (G), 27’ Piermatieri por Aguirre (I), 32’ Barreiro por Bernardi (I), 34’ Coronel por Damiani (I) y 35’ Garrido por Ibáñez (G).