ART: El Gobierno se enfrenta a los gremios pero tuvo apoyo del PRO

El diputado Recalde (derecha) se abstuvo en la votación.

El kirchnerismo aprobó un proyecto apadrinado por la UIA en la Cámara de Diputados, con apoyo del PRO. Afuera, protestaron los sindicatos.

En medio de una fuerte polémica y con sectores sindicales en contra, la Cámara de Diputados convirtió en ley la reforma al régimen de riesgos de trabajo, que fundamentalmente elimina la denominada “doble vía”, con el impulso del Frente para la Victoria y el acompañamiento de aliados y del PRO.

Pasadas las 20.10, tras ocho horas de discusión, la votación arrojó 139 respaldos, 82 rechazos y 2 abstenciones para la norma que cuenta con el apoyo de las principales cámaras empresarias del país, como la Unión Industrial Argentina.

Junto al FpV votaron a favor de la cuestionada reforma los legisladores del PRO que lidera el opositor jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri. En contra estuvieron las bancadas de la Unión Cívica Radical, el Frente Amplio Progresista (FAP), el Frente Peronista, la Coalición Cívica y Proyecto Sur.

Dentro del bloque oficialista, el diputado y ex asesor de la CGT, Héctor Recalde, no acompañó la norma del oficialismo y decidió abstenerse, ya que había presentado un dictamen de minoría, similar al que reclama la central que lidera Hugo Moyano, de quien está distanciado y recientemente protagonizó un duro encontronazo.

En tanto, los diputados Facundo Moyano y Omar Plaíni se ausentaron al momento de la definición, tras aclarar su postura en contra. También se opuso a la norma del Poder Ejecutivo el diputado del FpV, Jorge Rivas. La flamante normativa establece que el damnificado deberá elegir entre un juicio civil o el reclamo ante la ART, anulando la denominada “doble vía” que existe en la actualidad.

Además, el texto dice que se deberán actualizar semestralmente los montos sobre la base del incremento salarial y fijar que las indemnizaciones se cobren a más tardar en 15 días. Durante la tarde, el lider de la CGT, Hugo Moyano y el titular de la CTA opositora al Gobierno, Pablo Micheli, encabezaron una movilización al Congreso para repudiar la iniciativa, que había sido anunciada públicamente por la presidenta Cristina Kirchner el 19 de septiembre.

Sobre el final del debate, el titular del bloque oficialista, Agustín Rossi, les dijo a los opositores: “Se van a arrepentir de no acompañar este proyecto, como se arrepintieron de no votar la movilidad jubilatoria”. “Nadie puede decir que este proyecto va en contra de los trabajadores”, subrayó Rossi, al tiempo que señaló que están en contra “algunas centrales, no todas”.

“Nosotros somos el bloque oficialista, no somos libres pensadores, no somos parte de una entelequia, somos parte de un proyecto político”, recalcó Rossi. A favor, en general, el jefe de la bancada del PRO, Federico Pinedo, dijo que la iniciativa establece “previsibilidad” en el mercado laboral. “Creemos que es bueno generar previsibilidad en el ámbito laboral y por eso vamos a acompañar general y con disidencias en particular”, expresó Pinedo en el recinto. (Noticias Argentinas).